Falsos mitos de las Girlfriend experiences (GFE) y los ejecutivos

ejecutivos-escorts-gfe
Muchas chicas con formación y estudios acompañan a ejecutivos en reuniones business, por razones de imagen y representación, sin ningún tipo de trasfondo sexual.

Curioseando en internet, hemos leído una entrada en un blog de una agencia de escorts en Barcelona, sin duda prefrabricado y seguramente reproducido en más de alguna web, poniento el punto en las acompañantes de los ejecutivos en sus viajes de negocios. Basicamente, las conclusiones a las que llegan las entradas en diferentes blogs son las siguientes:

  • Hay ejecutivos que por sus circunstancias en su vida, completamente agendada no disponen de tiempo para mantener una relación estable. Visten de forma impecable con complementos de alta gama.
  • Este tipo de personas por su elevado nivel de renta son objeto de deseo constante de mujeres cazafortunas.
  • Con el fin de liberarse del acoso de este tipo de mujeres, recurren a una agencia de escorts de alto standing y solicitan una escort que de manera regular y permanente les presten un servicio de Girlfriend experience (GFE), en eventos de negocios con el fin de aparentar una situación de éxito y compromiso sentimental, unida a su éxito profesional. Como no podía ser de otra forma, la escort elegida tiene unas características tanto físicas como de formación intelectual que son la envidia del resto de los colegas profesionales.
  • Algunos portales que reproducen entradas de blogs especulan que estas chicas escorts en estos servicios GFE son además agasajadas con paseos en yates, o con los eventos más exclusivos, como showrooms privados, cenas en restaurantes con estrellas michelín, regalos ostentosos, y envueltas en general en una situación de agasajo a golpe de talonario, con el fin de garantizar su fidelidad permanente.

En general de un modo muy extractado, estas son las conclusiones de lo que sería la situación de un ejecutivo y una escort en un servicio GFE. En este sentido, no vamos a poner en duda que estas situaciones no existan, pero si tenemos que decir que la agencia de comunicación que ha redactado entrada de blogs de este tipo sólo tiene una visión externa, alimentada por tópicos o falsos mitos, desconociendo por completo lo que se acontece en el aspecto interior, psicológico o íntimo entre personas que se ven envueltas en una GFE.

A estas conclusiones, nosotros, desde nuestra experiencia opinamos lo siguiente:

  • Es cierto que existen ejecutivos que tienen una vida muy agendada, con una vida programada hasta la extenuación, adictos al trabajo, y con un éxito empresarial que no pueden mantener una relación estable. Visten de forma impecable con complementos de alta gama etc, etc, etc. Desde nuestra experiencia, lo que decimos que hay hombres en general que a veces pasan por momentos de su vida en los que les atenaza la soledad. De repente se encuentran que no tienen a nadie con quien compartir su éxito, en quien apoyarse para superar una situación de estrees profesional, o sobrellevar una relación de pareja insatisfactoria. Podemos decir incluso que los sentimientos de angustia por la soledad son mayores en aquellas personas que más ostentan su felicidad.
  • Los hombres en general son más humanos en su intimidad. La mayoría llegan a un momento en el que la angustia por la soledad aparece como una flecha que se clava en su cabeza. El tópico de que no poder tener pareja por su altas ocupaciones, no es más que una enorme mentira inconsciente, o lo que los psicólogos llamarían una disonancia cognitiva. Una excusa para autocomplacerse. La realidad es que si en su vida entrara una persona que les gustara, dejarían ese club de padel, o esas aistencias a jornadas de directivos, por una relación que les proporcione humanidad y cariño.
  • Muchos hombres en general estructuran los pasos para conseguir sus objetivos, y aplican una lógica de método y respuesta también para encontrar pareja. Para que nos entendamos, la lógica de….si tengo una estrategia de negocios, mi empresa tendrá éxito, si invierto bien en bolsa, ganaré dinero, si aprendo bien inglés, encontraré un trabajo mejor, si estudio más, sacaré mejores notas, se traslada al ámbito personal en situaciones como…si hago buenos regalos me ganaré su afecto, si me cuido, visto bien, y alardeo de mis éxitos y talento, despertaré  una admiración irresistible y las mujeres lloverán. Aquí creemos que está el mayor error. La lógica del éxito profesional no vale para las relaciones humanas, porque entran en juego todos los factores que condicionan la conducta humana, y la hacen imprevisible. En absoluto el hombre mejor trajeado, con el reloj más caro, o el coche más nuevo es el que más gusta. Seguramente una mujer que haya tenido un fracaso sentimental con un hombre de ese perfil buscará en su próxima experiencia sentimental una situación diferente. Un hombre igual de limpio, pero tal vez más desaliñado y que ella pueda moldear a su modo, o arreglar de alguna forma. Esta desvalorización de las señas de éxito social se agudiza a medida que las mujeres son más adultas e independientes.
  • Esta lógica del método para encontrar pareja, se ha agudizado en la sociedad tecnológica actual. Hacerse un perfil en páginas de contactos en internet, facebook, subiendo fotos de lo maravillosos que somos, nos envuelve en una lógica de esfuerzo que necesita una respuesta inmediata. La realidad es que la gente miente mucho en internet, y nadie es en realidad lo que parece.
  • Al final, la situación es que los hombres necesitan respuestas rápidas a su esfuerzo. Cuando la paciencia no es suficiente, acuden a una escort. Por nuestra experiencia y perfiles de hombres que nos contactan podemos afirmar que la mayoría se aleja del prototipo de personas ostentosas con yates y showrrom privados. Sí, ese tipo de personas existen, pero lo normal, son hombres discretos que buscan algo mucho más simple que todo lo anterior: probarse a sí mismos. Experimentar nuevas sensaciones, y no pueden esperar. Una relación de pareja insatisfactoria necesita una válvula de escape. Cuando el divorcio no es una opción de momento disponeble, encontrar cariño en otra persona  equilibra el alma y el espíritu, y permite tener otro punto de vista. Cuando una escort pone en su perfil que presta servicios GFE, no está queriendo decir realmente que está disponible como florero o pieza de trofeo. Simplemente quiere decir que en una cita cita escort su mente está abierta a abrir sus sentimientos, su mentalidad, no bloquear su cabeza simplemente a cumplir una rutina sexual. Acude a una cita con una mentalidad desestructurada. Una especie de no saber lo que va a encontrar. Con una seguridad de que habrá sexo, pero con una curiosidad hacia la otra persona que le lleva a comportarse no como una puta, sino como una escort GFE, denominación esta, que no es más que una categorización, o una palabra clave, pero que engloba situaciones donde tanto el hombre como la mujer que se envuelven en una cita GFE tienen su mente abierta para ir más alla. En los años que AMIGAS ESCORTS lleva funcionando, tenemos la satisfacción de decir que muchos de ellos y ellas han encontrado a la persona de su vida de esta forma.
apartamento
Love rooms. Muchos ejecutivos las usan para buscar intimidad y poder tener discreción fuera de su vida business. Las citas GFE, después de una velada romántica pueden acabar en un domicilio privado, hotel, o este tipo de habitaciones por horas donde no hay protocolo de registro previo y se salvaguarda la intimidad todos.

Cada hombre es un mundo. Los hay quienes se han comportado con una chica escort en una cita GFE como lo harían en el mundo real, con una secuencia de citas GFE sin ningún tipo de contacto íntimo, escalando progresivamente peldaños, hasta lograr que la chica escort deje de estar apuntada en la agencia e inicie una relación estable. Este es un comportamiento bastante típico. La incertidumbre, el tiempo de chateo en redes sociales, dinero en regalos etc son reemplazados por la certeza y seguridad de que la chica acudirá a la cita, provocando un efecto placebo psicológico, mejorando la autoestima. El deseo de tener una cita, agasajar a una mujer, y estar luego en una situación íntima despues de una cena romántica es algo humano. Pero que la chica después de la cena diga que se va a casa, es algo a veces frustrante. Los hombres se ahorran la cena cara y el regalo impresionante en una cita de este tipo…y se ganarntizan que después de la cena, si todo es normal, habrá una situación de intimidad.

Otro perfil es el de hombres que quieren experimentar directamente nuevas sensaciones. Quieren una situación íntima inmediata, que reiterarán en sucesivas citas con el deseo oculto e inconsciente de encontrar así a la persona que es gusta. Un perfil que acude a estas situaciones se corresponde con hombres atrapados en relaciones infelices, donde por razones personales, el divorcio no es una opción. Buscan en el sexo una salida inconsciente a su situación. Algo que les lleve a explotar y partir de cero y les anime dejar lo que no se atreven a romper. Muchos hombres nos confiesan la pereza que les da romper su pareja, y meterse en un protocolo de búsqueda de una nueva relación, para estar luego solos o encontrarse con que la nueva pareja  no será mejor que la anterior. Ese sentimiento, por muy mezquino que parezca, existe, y es humano. En una mente con una vida estructurada, el sexo discreto es la válvula de escape, que les permite probarse a sí mismos, y recuperar la autoestima.

Cerramos esta entrada con una reflexión de Mark Hattaguay, un psicólogo que protagonizó una experiencia con varios voluntarios que atravesaban situaciones difíciles con sus parejas. Las conclusiones a las que llegó son sin duda una apoteosis del adulterio: “la infidelidad discreta, es la mejor garante de la fidelidad social. El hombre está programado genéticamente para ser infiel, con el fin de garantizar la procreación de la especie humana. El matriarcado sería la organización natural si la superestructura convencional implantada por religiones e idiologías no existiese. Ocultar los deseos de infidelidad es políticamente correcto, pero desde una perspectiva pisicológica es un sentimiento natural, que contribuye a despertar actitudes de socialización, y a entrenarnos para sobrevivir, al igual que la masturbación es una dinámica natural para impedir la atrofia y malfuncionalidades de nuestro aparato reproductor. Nadie desvela sus sentimientos de infidelidad. Nadie confiesa que se masturba. Normal, forma parte de nuestra intimidad y privacidad. La infidelidad no debe ser fomentada, pero tampoco reprimida, porque es un tratamiento barato y más sano que cualquier antidepresivo farmacológico.

Amigas escorts, españolas amateurs

Autor: Redacción | AmigasEscorts Blog

Agencia de Escorts españolas de alto standing. Chicas no profesionales. Universitarias amateurs.
Teléfono (+34) 622 45 86 95
Email: info@amigasescorts.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.