Más sexo. Menos prozac

 

Los trastornos de ansiedad tienen unos síntomas bien conocidos, que al final inhiben el deseo sexual. La falta de líbido es una consecuencia inmediata que requiere dar un giro de 180 grados a la actitud de quien lo padece. Tener citas con escorts con regularidad durante una temporada puede ayudar a revertir la sistuación. La líbido y el deseo sexual debe ejercitarse. Si no lo hacemos terminará “atrfiándose”.

La ansiedad o el estres son una de los grandes trastornos de nuestro tiempo. Catalogarlos de enfermedad no es algo que deba hacerse  a la ligera. Todos pasamos estas situaciones con ocasión de múltiples factores. No son más que el reflejo del miedo, una sensación ancestral de todo ser humano, y de la mayoría de las especies. El miedo se corresponde con la prudencia, y es clave para la supervivencia.

Sin embargo, las situaciones de ansiedad o estrés se hacen crónicas en los humanos, a diferencia de lo que acontece en el reino animal. Estos últimos tienen una vida ordenada por instintos que se basa en alimentarse, procrear y escapar de los peligros. El sexo, el apareamiento, forma parte de una rutina placentera que actúa como válvula de escape de situaciones de miedo y peligro.

Los humanos sin embargo, estamos atrapados a veces en rutinas de trabajo, estrés, angustia, que actúan como una jaula permanente de la que no podemos escapar. Si no tenemos la válvula de escape del sexo, estas situaciones se hacen crónicas.

Muchas veces estamos ante una auténtica pescadilla que se muerde la cola. Dicho en términos castizos…no follamos porque estamos estresados, y ello nos impide tener sexo. La situación, debería ser otra…vamos a follar porque así nos evadimos, nos olvidamos de los problemas y mañana será otro día. No es un plan tan difícil y complicado. Incluso es gratis. Para buscar sensaciones placenteras y relajantes que nos ayuden a controlar la ansiedad no hace falta una pareja. Masturbarse es saludable. La mayoría de los mamíferos lo hacen. Contribuye a tener lubricados nuestros órganos reproductores, y produce una liberación de dopamina y oxitocina que nos relaja. Los psiquiatras nos recetan multitud de medicamentos para producir el mismo efecto, relajarnos, y poder aislarnos de nuestros agobios.

La masturbación libera dopamina y oxitocina, que ayudan a relajar el cuerpo provocando una sensación de bienestar.

Muchos pensarán que hacerse pajas no es la solución ideal…estamos de acuerdo, pero indudablemente es más sano y natural que los antidepresivos. Partimos de la base de que el sexo es mejor en compañía y la masturbación sólo es un sucedáneo.

El sexo en pareja es sin duda la mejor forma de combatir la ansiedad, angustia y depresión. La masturbación individual produce una situación relajante, pero no evita las
sensaciones de soledad, que evitamos al interactuar sexualmente con otra persona.

El sexo en pareja, en sus multiples formas…masturbación mutua, penetración, sexo oral, anal, masajes, etc, es la mejor terapia antiestrés. Es muy fácil acceder a él. Una cita con una escort es una opción más entre otras muchas. Cuando la pareja no existe, o existinendo estás en una situación donde tener sexo con ella ya no es placentero, la búsqueda de satisfacción sexual acudiendo a una agencia de escorts  es una opción rápida para ellas y ellos. Hay que quitarse prejuicios. Aparte de sexo, tendrás una amiga o amigo que hará de confidente, con quien podrás hablar, desahogarte, y tal vez contar cosas que no puedes contar a tu círculo íntimo.

Vencer a  la angustia y depresión sin medicarse es posible. Sólo hay que recuperar nuestros intintos más básicos.

Autor: Redacción | AmigasEscorts Blog

Agencia de Escorts españolas de alto standing. Chicas no profesionales. Universitarias amateurs.
Teléfono (+34) 622 45 86 95
Email: info@amigasescorts.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.