Falsos mitos de las Girlfriend experiences (GFE) y los ejecutivos

ejecutivos-escorts-gfe
Muchas chicas con formación y estudios acompañan a ejecutivos en reuniones business, por razones de imagen y representación, sin ningún tipo de trasfondo sexual.

Curioseando en internet, hemos leído una entrada en un blog de una agencia de escorts en Barcelona, sin duda prefrabricado y seguramente reproducido en más de alguna web, poniento el punto en las acompañantes de los ejecutivos en sus viajes de negocios. Basicamente, las conclusiones a las que llegan las entradas en diferentes blogs son las siguientes:

  • Hay ejecutivos que por sus circunstancias en su vida, completamente agendada no disponen de tiempo para mantener una relación estable. Visten de forma impecable con complementos de alta gama.
  • Este tipo de personas por su elevado nivel de renta son objeto de deseo constante de mujeres cazafortunas.
  • Con el fin de liberarse del acoso de este tipo de mujeres, recurren a una agencia de escorts de alto standing y solicitan una escort que de manera regular y permanente les presten un servicio de Girlfriend experience (GFE), en eventos de negocios con el fin de aparentar una situación de éxito y compromiso sentimental, unida a su éxito profesional. Como no podía ser de otra forma, la escort elegida tiene unas características tanto físicas como de formación intelectual que son la envidia del resto de los colegas profesionales.
  • Algunos portales que reproducen entradas de blogs especulan que estas chicas escorts en estos servicios GFE son además agasajadas con paseos en yates, o con los eventos más exclusivos, como showrooms privados, cenas en restaurantes con estrellas michelín, regalos ostentosos, y envueltas en general en una situación de agasajo a golpe de talonario, con el fin de garantizar su fidelidad permanente.

En general de un modo muy extractado, estas son las conclusiones de lo que sería la situación de un ejecutivo y una escort en un servicio GFE. En este sentido, no vamos a poner en duda que estas situaciones no existan, pero si tenemos que decir que la agencia de comunicación que ha redactado entrada de blogs de este tipo sólo tiene una visión externa, alimentada por tópicos o falsos mitos, desconociendo por completo lo que se acontece en el aspecto interior, psicológico o íntimo entre personas que se ven envueltas en una GFE.

A estas conclusiones, nosotros, desde nuestra experiencia opinamos lo siguiente:

  • Es cierto que existen ejecutivos que tienen una vida muy agendada, con una vida programada hasta la extenuación, adictos al trabajo, y con un éxito empresarial que no pueden mantener una relación estable. Visten de forma impecable con complementos de alta gama etc, etc, etc. Desde nuestra experiencia, lo que decimos que hay hombres en general que a veces pasan por momentos de su vida en los que les atenaza la soledad. De repente se encuentran que no tienen a nadie con quien compartir su éxito, en quien apoyarse para superar una situación de estrees profesional, o sobrellevar una relación de pareja insatisfactoria. Podemos decir incluso que los sentimientos de angustia por la soledad son mayores en aquellas personas que más ostentan su felicidad.
  • Los hombres en general son más humanos en su intimidad. La mayoría llegan a un momento en el que la angustia por la soledad aparece como una flecha que se clava en su cabeza. El tópico de que no poder tener pareja por su altas ocupaciones, no es más que una enorme mentira inconsciente, o lo que los psicólogos llamarían una disonancia cognitiva. Una excusa para autocomplacerse. La realidad es que si en su vida entrara una persona que les gustara, dejarían ese club de padel, o esas aistencias a jornadas de directivos, por una relación que les proporcione humanidad y cariño.
  • Muchos hombres en general estructuran los pasos para conseguir sus objetivos, y aplican una lógica de método y respuesta también para encontrar pareja. Para que nos entendamos, la lógica de….si tengo una estrategia de negocios, mi empresa tendrá éxito, si invierto bien en bolsa, ganaré dinero, si aprendo bien inglés, encontraré un trabajo mejor, si estudio más, sacaré mejores notas, se traslada al ámbito personal en situaciones como…si hago buenos regalos me ganaré su afecto, si me cuido, visto bien, y alardeo de mis éxitos y talento, despertaré  una admiración irresistible y las mujeres lloverán. Aquí creemos que está el mayor error. La lógica del éxito profesional no vale para las relaciones humanas, porque entran en juego todos los factores que condicionan la conducta humana, y la hacen imprevisible. En absoluto el hombre mejor trajeado, con el reloj más caro, o el coche más nuevo es el que más gusta. Seguramente una mujer que haya tenido un fracaso sentimental con un hombre de ese perfil buscará en su próxima experiencia sentimental una situación diferente. Un hombre igual de limpio, pero tal vez más desaliñado y que ella pueda moldear a su modo, o arreglar de alguna forma. Esta desvalorización de las señas de éxito social se agudiza a medida que las mujeres son más adultas e independientes.
  • Esta lógica del método para encontrar pareja, se ha agudizado en la sociedad tecnológica actual. Hacerse un perfil en páginas de contactos en internet, facebook, subiendo fotos de lo maravillosos que somos, nos envuelve en una lógica de esfuerzo que necesita una respuesta inmediata. La realidad es que la gente miente mucho en internet, y nadie es en realidad lo que parece.
  • Al final, la situación es que los hombres necesitan respuestas rápidas a su esfuerzo. Cuando la paciencia no es suficiente, acuden a una escort. Por nuestra experiencia y perfiles de hombres que nos contactan podemos afirmar que la mayoría se aleja del prototipo de personas ostentosas con yates y showrrom privados. Sí, ese tipo de personas existen, pero lo normal, son hombres discretos que buscan algo mucho más simple que todo lo anterior: probarse a sí mismos. Experimentar nuevas sensaciones, y no pueden esperar. Una relación de pareja insatisfactoria necesita una válvula de escape. Cuando el divorcio no es una opción de momento disponeble, encontrar cariño en otra persona  equilibra el alma y el espíritu, y permite tener otro punto de vista. Cuando una escort pone en su perfil que presta servicios GFE, no está queriendo decir realmente que está disponible como florero o pieza de trofeo. Simplemente quiere decir que en una cita cita escort su mente está abierta a abrir sus sentimientos, su mentalidad, no bloquear su cabeza simplemente a cumplir una rutina sexual. Acude a una cita con una mentalidad desestructurada. Una especie de no saber lo que va a encontrar. Con una seguridad de que habrá sexo, pero con una curiosidad hacia la otra persona que le lleva a comportarse no como una puta, sino como una escort GFE, denominación esta, que no es más que una categorización, o una palabra clave, pero que engloba situaciones donde tanto el hombre como la mujer que se envuelven en una cita GFE tienen su mente abierta para ir más alla. En los años que AMIGAS ESCORTS lleva funcionando, tenemos la satisfacción de decir que muchos de ellos y ellas han encontrado a la persona de su vida de esta forma.
apartamento
Love rooms. Muchos ejecutivos las usan para buscar intimidad y poder tener discreción fuera de su vida business. Las citas GFE, después de una velada romántica pueden acabar en un domicilio privado, hotel, o este tipo de habitaciones por horas donde no hay protocolo de registro previo y se salvaguarda la intimidad todos.

Cada hombre es un mundo. Los hay quienes se han comportado con una chica escort en una cita GFE como lo harían en el mundo real, con una secuencia de citas GFE sin ningún tipo de contacto íntimo, escalando progresivamente peldaños, hasta lograr que la chica escort deje de estar apuntada en la agencia e inicie una relación estable. Este es un comportamiento bastante típico. La incertidumbre, el tiempo de chateo en redes sociales, dinero en regalos etc son reemplazados por la certeza y seguridad de que la chica acudirá a la cita, provocando un efecto placebo psicológico, mejorando la autoestima. El deseo de tener una cita, agasajar a una mujer, y estar luego en una situación íntima despues de una cena romántica es algo humano. Pero que la chica después de la cena diga que se va a casa, es algo a veces frustrante. Los hombres se ahorran la cena cara y el regalo impresionante en una cita de este tipo…y se ganarntizan que después de la cena, si todo es normal, habrá una situación de intimidad.

Otro perfil es el de hombres que quieren experimentar directamente nuevas sensaciones. Quieren una situación íntima inmediata, que reiterarán en sucesivas citas con el deseo oculto e inconsciente de encontrar así a la persona que es gusta. Un perfil que acude a estas situaciones se corresponde con hombres atrapados en relaciones infelices, donde por razones personales, el divorcio no es una opción. Buscan en el sexo una salida inconsciente a su situación. Algo que les lleve a explotar y partir de cero y les anime dejar lo que no se atreven a romper. Muchos hombres nos confiesan la pereza que les da romper su pareja, y meterse en un protocolo de búsqueda de una nueva relación, para estar luego solos o encontrarse con que la nueva pareja  no será mejor que la anterior. Ese sentimiento, por muy mezquino que parezca, existe, y es humano. En una mente con una vida estructurada, el sexo discreto es la válvula de escape, que les permite probarse a sí mismos, y recuperar la autoestima.

Cerramos esta entrada con una reflexión de Mark Hattaguay, un psicólogo que protagonizó una experiencia con varios voluntarios que atravesaban situaciones difíciles con sus parejas. Las conclusiones a las que llegó son sin duda una apoteosis del adulterio: “la infidelidad discreta, es la mejor garante de la fidelidad social. El hombre está programado genéticamente para ser infiel, con el fin de garantizar la procreación de la especie humana. El matriarcado sería la organización natural si la superestructura convencional implantada por religiones e idiologías no existiese. Ocultar los deseos de infidelidad es políticamente correcto, pero desde una perspectiva pisicológica es un sentimiento natural, que contribuye a despertar actitudes de socialización, y a entrenarnos para sobrevivir, al igual que la masturbación es una dinámica natural para impedir la atrofia y malfuncionalidades de nuestro aparato reproductor. Nadie desvela sus sentimientos de infidelidad. Nadie confiesa que se masturba. Normal, forma parte de nuestra intimidad y privacidad. La infidelidad no debe ser fomentada, pero tampoco reprimida, porque es un tratamiento barato y más sano que cualquier antidepresivo farmacológico.

Amigas escorts, españolas amateurs

Una agencia de escorts. ¿Es legal?

lawSi has llegado hasta aquí, me imagino que serás porque te estás preguntando si montar una agencia de escorts es una actividad legal, o por el contrario puedes incurrir en algún delito.

Para responder adecuadamente a esta cuestión, es necesario considerar dos aspectos básicos. El empresarial, y la dimensión sexual o de posible fomento de la prostitución. El aspecto empresarial es simple. Es necesario cumplir de antemano con todas las obligaciones legales, constituir una sociedad, o actuar como empresario persona física; dándose de alta en Hacienda (mod 036) y obteniendo cuenta de cotización en la SS. Si se constituye una sociedad habrá que cumplir con las obligaciones formales inherentes a la misma, y en todo caso tanto si se actúa como persona física o jurídica, realizar las declaraciones trimestrales del IVA y cumplir con las demás obligaciones tributarias.

Si la agencia utiliza algún local o apartamento para organizar encuentros, desde un punto de vista técnico debería dar de alta dicha instalación como local de negocio o trabajo. Y si en dicha instalación, existen chicas que permanezcan en ella de forma estable (pisos de relax donde el cliente acude y elige una señorita de compañía), todas las chicas deben estar dadas de alta en la SS, y cotizar, como “trabajadoras sexuales” en las Comunidades autónomas donde exista dicho perfil, o un perfil análogo equivalente. Lo importante según interpreta la Inspección de Trabajo es el hecho de cotizar, siendo ya más discutible si el alta debe ser en el RETA (autónomos) o en el régimen general de la Seguridad Social. Ello dependerá del carácter permanente u ocasional de la chica escort.

blogs-chico-chica-abrazos300
En una Agencia de escorts, lo más seguro para no rozar la frontera de la ilegalidad es que los encuentors se realicen en apartamentos propios de las chicas escorts, o de su cliente, en hoteles, o apartamentos by hours. Mantener unas instalaciones permanentes bajo titularidad de una Agencia de Escorts puede ser interpretado como un local anexo a una actividad empresarial. Si la Inspección de Trabajo demostrara que las citas escorts se realizan de forma habitual y recurrente con las mismas chicas, podrían levantar un acta y obligar a la agencia a reconocer una relación de dependencia. Si se tienen instalaciones propias, estas deberían ser tipo loft, usándose también como local de administración, contabilidad, plató de fotos, y unicamente de forma muy esporádica y excepcional como lugar de encuentro.

Como primera conclusión, tener pisos de relax con chicas alojadas sin cumplir estos requisitos supone, en caso de denuncia, un delito penal contra los derechos de los trabajadores. Si además esta situación de alojamiento fuera forzada (prácticas como quedarse la mitad de los honorarios para poder seguir en el piso, a modo de arrendamiento) podría incurrirse también en delitos relativos a la prostitución. Si además la escort fuera extranjera, y no estuviera en situación legal en España, se incurrirían como mínimo en sanciones administrativas por infracción a la Ley de Extranjería, con un mínimo de 6.000 euros por cada chica escort en situación irregular, y que debiera haber sido dada de alta.

Con independencia de lo anterior, y aparte del alcance de la legislación social, debe cumplirse con todos las declaraciones y comunicaciones ante la Agencia Tributaria para no incurrir en riesgos de infracciones o delitos tributarios. En cualquier caso, en contra de lo que todo el mundo pueda creer, quien tenga un negocio irregular de este tipo debe tener más miedo a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, que a la inspección tributaria. A diferencia del delito fiscal que tiene un límite de 100.000 euros al año respecto a la cantidad defraudada, incurrir en un delito penal por infracción de los derechos de los trabajadores es algo inmediato y automático, simplemente manteniendo pisos de relax con escorts conviviendo de forma estable en ellos.

La mejor opción, por tanto para no incurrir en ningún problema legal, es no disponer de locales para alojar chicas, ni de apartamentos propios o alquilados para organizar citas.

E l segundo aspecto también delicado es el que atañe a la prostitución o libertad sexual. La Jurisprudencia en España tiene unos requisitos defindos para no incurrir en ningún delito de este tipo, y que básicamente requieren lo siguiente:

-La chica escort debe ser absolutamente libre para unirse a una agencia o abandonarla.

-La agencia debe limitarse a sugerir citas, pero nunca emplear ningún medio coactivo para aceptarlas. Durante una cita, la escort puede rehusar de ella, al principio o durante la cita, siendo siempre libre de practicar sexo, o aceptar practicas sexuales determinadas.

-El cliente debe pagar directamente a la escort, y por adelantado. Sólo en situaciones específicas debe pagarse a  la Agencia, como cuando ésta preste a la escort algún servicio de valor añadido como facilitar que el cliente pague mediante tarjeta de crédito, u otros medios de pagos. Recibido por parte de la Agencia el importe del servicio, este debe ser puesto a disposición de la escort sin ninguna dilación.

-La Agencia no debe lucrarse de la prostitución. Sólo debe cobrar una cantidad razonable que cubra la actividad empresarial de mantenimiento del portal, hosting, mantenimiento, SEO, etc, telefonista etc. Debe tenerse en cuenta que la página web de una agencia escort no es estática. No consiste en un simple desarrollo que se cuelga de internet, como cualquier web doméstica. Requiere una administración permanente, para su actualización, subiendo o borrando perfiles, realizar programación SEO y a su vez realizando publicidad del portal en otros portales especializados. Cubiertos estos gastos de organización, es legítimo que como cualquier empresa, se obtenga un lucro razonable, pero en ningún caso cantidades escandalosas como el lucro obtenido por algunas personas dueñas de negocios irregulares de este tipo y que han aparecido en los medios de comunicación. Y por supuesto, pagar los impuestos y declarar lo percibido. Una buena práctica es que las escorts, paguen a la agencia por estos servicios de intermediación, promoción y publicidad mediante transferencia o ingreso en la cuenta corriente de la Agencia. La agencia a su vez se obliga a emitir factura si la escort se lo requiere, o en su casom aunque sea de forma virtual, un ticket, por el importe de los servicios a fin de cuadrar la contabilidad.

Por último, una consideración respecto a las escorts. Con un esquema de agencia sin piso e instalaciones, y funcionando como mero intermediario para organizar citas, desde un punto de vista legal, y desde el lado de la Agencia, es indiferente que la escort tenga una situación de alta en la SS como autónomo. Desde un punto de vista técnico, una escort que de forma regular, habitual y profesional perciba de sus clientes cantidades económicas, debería darse de alta en el RETA, hacer sus declaraciones trimestrales de IVA y pagar su cuotas a la SS. Pero esto es una cuestión que atañe específicamente a la responsabilidad de cada escort. La agencia cumple con declarar lo percibido a la Agencia Tributaria, no siendo de su incumbencia la situación a efectos sociales de la escort. Aquí en realidad funciona como cualquier portal de publicidad, donde sus clientes son las escorts, que contratan la inserción de una ficha en el portal y su promocioón para conseguir citas. Como quien compra unos pantalones o cualquier artículo en un supermercado, la situación específica de una escort independiente es intrascendente. SOLO EN EL CASO DE QUE HAYA ALGUN TIPO DE DEPENDENCIA, habrá que cumplir con las obligaciones de SS.

agencias de escorts en internet
La presencia en internet con servidores seguros y protocolos SSL (https) es una garantía de que los datos que figuran en registro Whois del dominio son ciertos. La utilización de titularidades falsas en los dominios es una práctica habitual en las agencias de escorts.

En Amigas Escorts, cumplimos fielmente estas prácticas y actuamos plenamente con respeto a la legalidad vigente. La pregunta del millón es cómo distinguir a simple vista en internet las Agencias cumplidoras con la legalidad, y las Agencias “piratas”. De antemano hay un indicio importante. Si a la web de la agencia se accede a través de https, y no simplemente http, es decir, mediante un servidor seguro, nos encontramos ante un indicio claro de que detrás del portal hay una persona física o jurídica cuyos datos en internet (titularidad del dominio) han sido verificados. Lo primero que hacen las personas que quieren actuar al margen de la Ley, es registrar dominios con titularidades falsas, nombres supuestos, circunstancia muy habitual en las páginas de escorts. Luego, en cumplimiento de la Legislación sobre sociedad de la información, es imprescindible identificar adecuadamente la titularidad del sitio web, con un domicilio social, algo facilmente comprobable. El mantener opaca esa información es por tanto un indicio de querer actuar indebidamente.

Al buscar citas escorts, es importante comprobar si el sitio es seguro, si está certificado, porque ello al menos es un indicio de voluntad de ser transparente y tener buenas prácticas. Cumpliendo los requisitos legales, una agencia de escorts es un negocio empresarial como cualquier otro.

Amigas escorts, españolas amateurs

Roberto. Cap-I. Años 1986-1993. El inicio de este relato.

facultad_de_derecho_de_la_ucm_3
Imagen de la Facultad de Derecho en la Ciudad Universitaria de Madrid. Allí Roberto conoció a Carmen con la que tuvo una relación de amistad, siendo luego novios cinco años, durante los cuales no tuvo sexo con penetración. La Ciudad universitaria era un buen punto de encuentro en los años 80, en una época donde no había ni internet ni redes sociales. Los fines de semana, aún hoy es un picadero donde parejas buscan intimidad. Recientemente, una cadena de televisión hizo un reportaje sobre el swinging en los jardines de esa zona de Madrid. En esa época, para una universitaria, ser escort era bastante complicado, sin móviles, sin redes sociales. Actualmente, muchas chicas universitarias tienen una doble vida, de estudiantes de lunes a viernes, y escorts los fines de semana.

Hola…mi nombre real no es Roberto, pero se parece. El verdadero tiene también tres sílabas y una erre. No voy a contar nada de lo que tenga que avergonzarme. Tampoco para sentirme orgulloso. Simplemente por terapia…para desahogarme de una serie de situaciones vividas que necesito expresar. Si alguien lo lee, seguro que en muchas de las situaciones se sentirá identificado….todo dependerá de la edad del usuario que sienta curiosidad por indagar en estas líneas. Si estás al final de la cuarentena y comenzando la cincuentena, seguro que todo lo que voy a contar te sonará. Si eres más joven, seguro que te sorprenderá, y tal vez te sirva de aprendizaje para evitarte más de un disgusto.

Todas las situaciones que voy a describir son reales. No voy a ser cruel, y voy a omitir datos y circunstancias para que otras personas no se sientan identificadas. Algunas no se lo merecen, y merecerían que las denunciara para que la justicia actuara contra ellas. Todavía está mi cabeza rondando esa idea, pero de momento se impone la realidad de que las cosas hay que olvidarlas y mirar hacia adelante y no estar constantemente preso del pasado. El pasado nos mata muchas vecesy nos impide mirar con claridad el futuro.

¿Por dónde empiezo? Vamos a situarnos más o menos en 1986 Las cosas hace veinte años eran diferentes. Ni mejores o peores. El fax era la herramienta más usada por las empresas para transmitir información. Internet, sencillamente no existía.

Quienes nos quedábamos sin pareja porque nos dejaba nuestra novia, no podíamos hacer como ahora…que nos apuntamos a cualquier web, chateamos, o vía internet contactamos con una agencia de citas, donde incluso podemos ver fotos de escorts. En aquella época, todo era más simple. Si éramos lanzados, podíamos ir a locales de moda, a ligar, pero si éramos tímidos, la alternativa era más complicada. O nuestros amigos nos presentan a alguien, o en nuestro entorno de trabajo o estudios se nos cruza una chica o chico afín…y si esto no daba resultado, siempre quedaban las agencias matrimoniales, o en terminología actualizada, lo que llamaríamos ahora  agencias de citas.

Había que comprar un periódico, ir a la sección de anuncios por palabras y llamar a cualquiera de los teléfonos que figuraban. La experiencia puede ser deprimente, sobre todo si has tenido una novia guapa y estupenda y te presentan a alguien que no es de tu gusto. Además…en ese tipo de citas, y en esa época, el tener sexo con alguien surgido de una presentación de una agencia era una situación poco habitual.

 Yo siempre había sido muy tímido. Siempre desde los cinco años había necesitado un amigo lanzado que me complementase en todo. En la facultad con 18 años se me cruzó una chica que se me pegó durante cinco años…siempre iba detrás de mí. Eramos amigos inseparables…y a pesar de mis esfuerzos por que otras chicas se interesaran por mí…únicamente ella era la que siempre estaba. También es cierto que ella se encargaba de auyentar a cualquier nueva amiga mía…y sus celos me llevó a una situación de aislarme de mi círculo de amistades. Cuando acabé la carrera en definitiva…y ante mi soledad, empezamos a salir. Tuvimos una relación…duranre cinco años…con sexo, pero SIN PENETRACION. Ambos éramos de entornos tradicionales con padres educados en la época de Franco. Yo nunca le propuse acostarnos, follar, ni ella tampoco. Aún así…tuvimos sexo…salvo penetración, todo lo demás lo hicimos. Al principio no por su propia iniciativa, sino por la mía, pero ella accedía y se dejaba hacer. Empezamos besándonos, yo la masturbaba a ella, y ella me masturbaba a mí. Todo ello siempre dentro del coche…en lugares apartados cuando el día ya oscurecía…o dentro de un parking. En eso, las cosas no han cambiado mucho. En algunas situaciones puntuales, cuando nuestros padres se iban se viaje, podíamos disponer de nuestras casas….Aún así, no hubo nunca sexo con penetración. Yo estuve varias veces tumbado encima de ella…y jamás. Lo que hacíamos era rozar nuestros genitales, tocarnos, masturbarnos, pero nunca ella hizo el más mínimo gesto por coger mi pene y metérselo en su vagina. Yo tampoco insistí, porque al menos, en lo que a mí me decía, era algo que no quería hacer.

Aún así, nuestra relación era buena, y duró cinco años., desde 1988 hasta 1993. Esta chica, llamada Carmen siempre me fue fiel, siempre estuvo a mi lado. Yo no. Mi cabeza siempre tenía en mente que estaría con ella mientras no encontrase algo mejor. Y la verdad que lo intenté, pero nunca conseguí que nadie que me pudiese interesar, se interesase a su vez por mí. O al menos eso me parecía a mí. Carmen blindaba de tal manera mi entorno, que nadie se atrevía a enviame el más mínimo feedback, en el caso de que me sintiera atraído por alguien. Recuerdo una sucesión de amigas de ella, monas, atractivas, con quienes yo sentía atracción…percibía que ellas también hacia mí…pero ahí estaba siempre el monolito de Carmen impidiendo cualquier fisura.

Como dije antes, a Carme le fui infiel. Con dos chicas. Una de ellas,  Alicia, una chica de la que me enamoré varios años antes, pero que me dió calabazas. En realidad…si Alicia hubiese querido salir conmigo…Carmen hubiera sido historia, pero en esa época yo no le gustaba lo suficiente. Después de tres años…de tonteo, aparentemente empieza a sentir atracción por mí…y yo como quien consigue una reto…me dejó de ser atractiva. Valoré más la seguridad que me daba Carmen, que el cuerpo de Alicia…si bien me aproveché de esa situación para enrrollarme con ella y tener auténtico sexo. O casi…Fue Alicia realmente la primera chica que me hizo una mamada. Como no podía ser de otra forma, en un coche. Ella fue la primera con la que me puse un preservativo. Ella sabía masturbarme…etc.

Yo siempre tenía una excusa para dejar a Carmen en su casa sobre las 22:00 horas y quedar después con Alicia. Esa situación duró unos meses…y fui yo quien la cortó. Un día le dije que no la quería…Hubo idas y venidas, y al final ella se hartó, se enrolló con otro chico…se quedó embarazada y fin de nuestra historia. Me llamó un día para decirme que le dejara dinero para abortar…le dije si su chico sabía que iba a ser padre…que se lo dijera. Siguó mi consejo y se casó con él. Creo que de alguna forma yo salvé a ese feto de ir a la trturadora. El caso es que la situación con Alicia terminó, como terminan tantos rollos. Ella fue lo que hoy diríamos….una follamiga, un rollo, y me sirvió de alguna forma para desfogarme y aprender en el sexo.

No obstante…yo esperaba encontrar en Alicia el climax sexual. Esa situación donde metes tu polla y llegas a un éxtasis desconocido. La realidad es que ella se ponía tan nerviosa que su vagina se cerraba y hacía imposible la penetración. Sólo una vez lo conseguimos. Así que…si tengo que decir si fue Alicia la primera chica a la que penetré de una forma satisfactoria…la respuesta sería NO. Tuve sexo con satisfacción con ella…SÍ El sexo evidentemente no todo es penetración. La verdad es que tanto Carmen como Alicia supusieron que me convirtiera en un experto en placeres preliminares. No había clitoris que se me resistiese…Ni antes ni ahora. Creo que yo sería capaz de provocar un orgasmo hastaa una estatua de piedra.

El caso es que al final de estos años, con Alicia fuera, Carmen empezó a tocarme las pelotas, diciendo que quería casarse…que ya llevábamos tiempo…y a meterme en su dinámica familiar. Su familia era agradable conmigo. No puedo hacer ninguna crítica. Pero casarte con alguien por quien no te sientes atraído es un error mayúsculo. En esa situación, como siempre…yo siempre ponía el radar para atraer a cualquiera.

La otra persona con quien puse los cuernos a Carmen se llama Ana. De ella me ocuparé mañana, en el próximo capítulo.

Amigas escorts, españolas amateurs

Isabel. Cap-II. Planificación del viaje. Encuentro con el ejecutivo.

CAPITULO ANTERIOR

escorts-putas-madrid-cafe
Isabel es una chica que como escort en Madrid aprendió a disfrutar de la vida y liberarse del estress y convencionalismos que le atenazaban. Sentada, delante de una taza de café, le gusta recordar esta etapa de su vida como escort en Madrid, de la que se averguenza en público, pero que añora en privado. En los momentos en donde surge la melancolía, es cuando vienen a sus pensamientos sus recuerdos de citas como escort en Madrid.

En este capítulo voy a contar mi encuentro preliminar con el ejecutivo. Como ya dije en el anterior capítulo, me da igual cómo me definan. Soy una escort madrid, y la verdad que me llena de orgullo serlo. Nadie lo sabe. Hay muchas putas en Madrid. Muchas tienen sexo en régmen de explotación, tanto si están en la calle, o metidas en chalets, donde follan sin cesar y lo que ganan no es todo para ellas, sino que la mitad es para pagar su alojamiento…en el mismo chalet donde trabajan. Hay que tener bastante cara para que te quiten la mitad de lo que ganas con tu cuerpo.

Yo follo cuando quiero, con quien me apetece, y encima me pagan…bien, soy una puta madrid, pero soy dueña de mi cuerpo. No tengo un novio que me diga lo que tengo que hacer, y tendré citas escorts hasta que se me cruce alguien en mi vida que merezca la pena. Prefiero las notificaciones del facebook a una relación de las que empiezan muy bien…tienes seis meses buenos y luego caes en la rutina más absoluta. Como escort Madrid, cuando quiero ir de caza,  y mi cuerpo me pide sexo, lo tengo, con tíos de buen ver, y que me tratan como una reina. Este viaje a Portugal, entra perfectamente en los planes que a cualquier escort en Madrid le gustaría. Haces turismo…y vas en plan amiga. Si surge el sexo, pues mira, encantada, y si no…pues al menos me distraigo y hago algo distinto a beber copas un finde, que ya me cansa.

Angela, (así se llama la persona que coge el teléfono en Amigas Escorts Madrid), me manda un whatsapp diciendome si me venía bien quedar un martes a partir de las nueve en un sitio a tomar algo y conocer a quienes iban a ser mis compañeros de viaje. Me comenta que el ejecutivo a quien iba a acompañar a Portugal, en realidad vive en Berlín, pero que se hospeda en el Hotel Eurostarts Tower, un moderno y lujoso establecimiento en el complejo de las cuatro torres. Le iría bien tomar algo en el mismo hall del hotel. Me aclara que sólo es tomar algo, simplemente conocerse, para romper un poco el hielo. Me dice que no puede asegurarme si la periodista va a acudir a esa cita porque no se deja ver en público. Ella quería que el primer encuentro conmigo fuese directamente en una suite o habitación de hotel, para que no la viesen, pero Angela comentó que no le parecía oportuno que fuese directamente en una habitación de hotel porque yo me iba a sentir agobiada. Algo que agradezco…En fin, tal y como fuera, yo me presenté en el hall del Eurostarts Tower, y me fuí a la cafetería que hay en la planta baja. Llamé a Ángela diciendo que estaba ahí. Me contestó que aguardase, que se acercaría el “cliente” de forma discreta, y que me pidiese lo que quisiera. Me puse un poco nerviosa. Por una parte, el hecho de estar en un sitio público me tranquilizaba…nada malo podría pasarme…si la persona que aparece no es de mi agrado…simplemente mantengo un pequeño diálogo con él y me marcho.

Al cuarto de hora, casi ya sobre las 22 horas aparecen hombre vestido informal, con vaqueros, y camisa por fuera del pantalón, bien parecido, delgado, de 185 de estatura aproximadamente. No tenía cuerpo de gimnasio, pero su físico en general era agradable. En ese momento respiré con cierto alivio. Era una persona normal, como cualquiera de las que te puedes encontrar en tu vida. Al menos alguien que por el físico no rechazas de entrada. Tampoco era una persona de esas que ves, te llama la atención y te quedas prendado de ella. En la situación en la que estaba…para mí, lo esencial era que yo estuviese cómoda y no saliera corriendo.

Me saluda, en un castellano con cierto acento extranjero, pero absolutamente correcto. Me dice que se llama Jorge. . Yo aún no había pedido nada. Llamó al camarero, se pidió un café icortado…me ofreció si quería uno…no soy de cafés, y nunca había probado el café como él lo pedía, pero los nervios de la situación, me hicieron simplemente responder sí. Me cuenta que es español, pero que lleva mucho tiempo fuera, que habla varios idiomas, y que por “diferentes historias” así el lo definía, había llegado a un punto en el que le apetecía tener locuras, como citas escorts. Que no le apetecía por la buenas llamar a una agncia de escorts en Madrid y quedar en un apartamento y echar un polvo, sino que quería algo más humano. Me dijo que nunca había tenido suerte con chicas españolas en las relaciones. Que tenía una especie de espina clavada y que le gustaría conocer un poco mejor a las mujeres españolas, muy diferentes según él a las que él solía tratar, alemanas y de países del este. Le pregunté quién era nuestra acompañante en el viaje, y si ya la conocía…. Me comentó que sí, que la había visto en una ocasión. Que la conoció como Amiga Top Class. No estaba formalmente en la Agencia sino que como perfil oculto, sí se encontraba disponible. Me comentó que quedó una noche con ella. El plan consistió en cena en una suite en ese mismo hotel, y que luego se quedó a dormir. No me comentó lo que se gastó en esa cita, ni yo quise saberlo. Me dijo que no iba a decirme de quién se trataba, porque era una mujer conocida en los medios de comunicación, y que prefería que lo supuera por mí misma, a anticipar un nombre y que a última hora ella no se presentase. Yo le insistí que me lo dijera, que podía confiar en mí, y que yo nunca había ido de viaje con desconocidos. Que para mi el que fuera una persona pública era una garantía de cierta confianza, y que no había morbo en mi pregunta…(mentira, claro que había morbo). La verdad, que él fue un caballero y matuvo la confidencialidad, y al mismo tiempo empezó a agobiarse…me dijo que tenía un dilema…si me lo decía hacía mal, y si no me lo decía, era injusta conmigo, porque yéndose de viaje con dos chicas, lo normal es tratarlas por igual. Me propuso algo que no estaba en el plan…y así me lo dijo…podemos coger un coche e ir a buscarla a la salida de su trabajo, y decirle que estamos ahi.

La intriga invadió mi cuerpo con un coquilleo amable…le dije que sí. Pagó la consumición…tomamos el ascensor y bajamos al garaje del hotel, y nos dirigimos a un vehículo de gama alta de alquiler. No entiendo mucho de coches, pero enseguida atisbé la estrella de mercedes. Le dije en broma que si para estar en Madrid, no se conforma con ir en taxi o en vehículos de tipo medio…Me respondió que para el viaje, había decidido alquilar un coche de alta gama para que fuéramos cómodas. Ahí me mosquee….pensé que íbamos en avió, no en coche. Me puse un poco de mala leche, pero él me dijo que en avión tardamos lo mismo, y que no es un loco conduciendo. El caso es que efectivamente parecía al volante una persona muy metódica…Nos dirigimos a San Sebastián de los Reyes…no conoczco muy bien esa zona de la Comunidad de Madrid. era ya de noche, y empezaba a lloiviznar. Entramos por una especie de parque empresarial, lleno de naves industriales y edificios de oficinas….y a las puertas de un de ellos se detiene y toma el móvil..la llama…le dice…Hola, estoy aquí en la puerta. Me gustaría presentarte a alguien, que quiere conocerte. ¿Puedes salir un momento? Ella le respondió de modo agrio con un ¿de qué vas? Le dijo que quién se creía que era para presentarse así, sin avisar. Le pide disculpas, y dice que no se preocupase que se vuelve…el caso es que ella inmediatamente responde y le dice…¿Dónde has ido? El le responde…a los estudios de grabación. He visto que estabas en la tele…ella le espetó diciéndole que esa emisión es en diferido, que en realidad está en laCiudad de la Imagen, en una conferencia que dan en el Instituto de Ciencias de lo Audivosual…vamos al otro lado de Madrid. Él con toda la paciencia le dice…OK, vamos para allá. El caso es que pone el GPS de su vehículo, y en media hora más o menos, acabamos en una zona totalmente oscura, en lo que parecía una zona de aparcamientos comunes, y al fondo un edificio con el interior iluminado, y el jolgorio acostumbrado de algún tipo de evento.

Cogió su móvil, le mandó un whatsapp avisándola que estabamos fuera, dentro de  un mercedes oscuro en el parking. Ella le contestó que esperáramos, que le quedaba un poco. Hacía frio fuera. Le observé y parece que a él le invadió una sensación de corte. Quizás no esperaba una situación tan curiosa como estar dentro de un coche a solas, y con la complicidad de la oscuridad alrededor. Yo en cambio estaba tranquila…y verle a él un poco nervioso y hasta con un atisbo de timidez me dio cierta tranquilidad. Yo entonces decidí tomar las riendas de la situación y empecé a toquetear el equipo de música del flamante mercedes en búsqueda de música audible. Le pregunté por sus gustos de música y empezmos a hablar plácidamente para mitigar la espera.

Entre tanto,  mis pensamientos eran múltiples…¿Debía yo limtarme a esperar pacientemente? ¿Qué se supone que haría una escort Madrid en mi lugar? Si pienso como una puta…nada…aún no había recibido ningún montante económico. Esta era una cita preliminar. Si pienso como una escort de alto standing…tal vez debería juntar mi brazo disimuladamente con el suyo, para generar un poco de confianza sin pasarme, pero mostrando mi complicidad al mismo tiempo…algo así como diciéndole que la periodista será muy famosa…pero parece una bruja insoportable. La verdad…esa sensación de pisarle el hombre a una famosa me llenaba de morbo.  En esa situación quería saber quién era ella. La espera se hizo corta. Una notificación de whatsapp sono en su móvil con un “ya salgo”….

En el proximo capítulo contaré la que se montó cuando ella apareció.

Amigas escorts, españolas amateurs

Soraya conoce a Roberto

CAPITULO ANTERIOR

En este emblemátco lugar Soraya y Roberto se veían con regularidad y paseaban. Luego lo que fue una amistad que comenzó en internet se transformó en una relación a base de citas escorts. Un juego entre ambos consentido.
En este emblemátco lugar Soraya y Roberto se veían con regularidad y paseaban. Luego lo que fue una amistad que comenzó en internet se transformó en una relación a base de citas escorts. Un juego entre ambos consentido.

Hola de nuevo. En el capítulo anterior os conté mi situación. En el fondo la de una niña que empieza a crecer, con muchas ganas de soltar lo que llevaba dentro, pero a la vez una niña, con muchas fantasías e ilusiones, pero llena de ingenuidad a la vez. Mi padre por su trabajo viajaba constantemente, y yo he vivido y me educado en varios países. Siempre en colegios internacionales desde pequeña, que me han hecho bilingüe inglés-español, y una forma muy peculiar de pensar.

Tengo otra hermana mayor. Sólo un año mayor, Ella es mi antítesis. Físicamente somos muy parecidas. Pero ella es la estudiosa, responsable, siempre cuidadosa de que mis padres estén a gusto. Incapáz de ir contra corriente a lo que digan ellos. Yo al revés. Nunca he encontrado mi sitio en mi casa. Y para colmo, mis padres tuvieron por accidente a un hermano pequeño, con el que me llevo…15 años. Así que literalmente siempre han pasado de mí. Su relación conmigo se ha limitado a decirme lo que podía hacer, regañarme cuando no podía hacer algo, y mirar siempre las buenas notas de mi hermana mayor, y estar pendientes de mi hermano pequeño. Yo la verdad…no sé si les he importado mucho…pero mi padre siempre estaba viajando…y mi madre…por qué no decirlo, ahora que puedo, y desahogarme es gratis…siempre pendiente de su figura, del gimnasio…y por qué no…intentando llevarse a la cama a chicos más jóvenes que ella para conservar su autoestima. La pillé un día en la cama, en la misma que se acuesta con mi padre, follándose, imagino que a algún conocido del gimnasio. Yo la vi…ella me vio…y no conté nunca nada a mi padre…gané que ella jamás me diría nada ni se metería en mi vida. Pero consiguió que deseara salir de casa con el primero que se me cruzara en el camino. Tenía la fantasía de que algún tipo con pasta, arreglaría mi problema existencial.

Internet me evadía bastante, como dije en mi anterior post. Y en esas Roberto empezó a llamarme mucho la atención. Sabía o suponía que él tenía pareja. Incluso que a lo mejor estaba casado. Luego supe que recién casado. Pero encontré un chico por encima de todo sensible, y con el que me desahogaba chateando…Lo de mi madre era muy fuerte. Él me aconsejó que no dijera nada, que guardase la calma, que esos temas deberían arreglarlos mis padres sin yo meterme en ellos. Que todas las parejas tienen alguna crisis. Que tenía un hermano pequeño…en fin…creo que encontré en él el desahogo que necesitaba.

Al mismo tiempo, mi hermana insistía en presentarme a amigos de sus amigos. En estas me presentó a Manuel, un estudiante de medicina, un chico diríamos políticamente correcto, y plenamente homologable por mis padres…pero la verdad…que no me llamaba la atención. Tremendamente aburrido, quedar con él era la monotonía absoluta. El caso es que era bastante tímido. Las veces que nos vimos no intentó nada, y bueno…para ir al cine me valía. Roberto en cambio despertaba mi mente y mi curiosidad. ¿Por qué? Pues honestamente no lo sé. Tampoco hablabamos de sexo, Él me contaba lo que hacía a diário. Los problemas con su empresa, las dificultades que tenía con su personal….etc, cosas que no entendía del todo…pero en sus conversaciones había algo que me atraía…era como una señal de auxilio, de soledad en el fondo…de súplica, de vulnerabilidad…Yo que iba a cumplir 18 años me sentía especial…tal vez esa sensación de dominar a un hombre que en realidad domina muchas cosas en su vida diárea. El haber aprovechado un flanco descubierto para manejar a mi antojo a una persona. Tal vez eso me enredó de tal forma que empecé a desear conocerle.

Así que tras varios meses chateando, le dije que era mi cumpleaños…que le invitaba. Él aceptó. Iba a quedar yo con 18 recién cumplidos…con un hombre que en realidad sería más propio para follarse a mi madre. Yo no veía en él ningún interés sexual. No era eso por lo que quedaba. No lo sé muy bien…Simplemente me apetecía.

Quedé con él en una salida de metro de la Plaza de España. Tardó en encontrarme, porque es un punto por donde pasa mucha gente. Se me presentó con traje oscuro, corbata…tipo ejecutivo: No esperaba algo diferente. Fuimos a tomar algo a un Starbucks que hay justo en la esquina con Gran Via. Allí seguimos hablando de forma natural. Como si estuviéramos chateando. No hablamos de nada en especial. Estaba más pendiente de atisbar lo que él pensaría de mí, que de evaluarle. Pensé en realidad que era el típico chico que a mi madre le gustaría para ella. El caso es que la cita no duró mucho. A la hora nos despedimos. No pensaba nada más. Había sido agradable. Había satisfecho mi curiosidad, y pensaba seguir chateando.

 Esa misma noche, cuando coincidí con él en el chat, me preguntó qué me había parecido….me sorprendió la pregunta…no tanto como para no esperármela de alguna forma, pero sí que fuera tan directo. Le dije que respondía a lo que yo esperaba. El me insistió en que le aclarara en concreto si me gustaba o no. Yo no sabía qué decirle…le dije lo que pensé en ese momento…que me caía bieb, pero que como hombre no sé si era mi tipo o no…que eso no me lo había planteado, pero que me caía bien. Me dijo que estaba cansado. Que se alegraba de haberme visto. Yo le dije que también, y se despidió, en teoría hasta el día siguiente.

Al día siguiente, empecé mi rutina…y no le ví aparecer online en el chat. No lo achaqué a nada en especial…Simplemente a que le habrían surgido cosas. Al día siguiente empecé a mosquearme, y al tercer día a preocuparme. ¿Qué es lo que habría pasado? Inmediatamente pensé que en el fondo no le gustó la respuesta que le dí, pero cuál podría darle…si nunca habíamos hablado de sexo…y tampoco sabía si yo le interesaba…; me empezó a agobiar la idea de que le hubiese pasado algo…En una de estas, decidí mandarle un correo electrónico…simplemente diciéndole que estaba preocupada, pero que esperaba que estuviese bien. Inmediatamente esa noche volvió a aparecer online en el chat…empecé a respirar hondo aliviada….y comenzamos a hablar, Le pregunté por qué había dejado de hablarme…y me dijo que él estaba confundido conmigo…que yo era muy joven para él, pero que a la vez tenía una madurez increíble. que lo sentía, que le había dado un “flush”, y que le disculpara. Que no pasaba nada, Yo me sentí bien, pero no entendía mucho, la verdad. Le dije que no sacara conclusiones equivocadas…que le dije que no era mi tipo…pero eso no significaba que  él no me gustse…y le dije que me estaba jodiendo con su ausencia. Tenía un nudo en el estómago por su culpa. Me dijo que lo sentía y que para compensarme me invitaba de nuevo…yo acepté. No sabía a qué iba, pero si no acudía a la cita, la sensación para mí iba a ser peor…así que aparecí en el mismo sitio. Hacía bueno esa tarde. Empezamos a pasear por la zona de Plaza de España y nos dirigimos hacia el Templo de Devod…a ver las vistas del atardecer sobre Madrd. En esas, mientras caminamos, y mientras mirábamos la puesta de sol, se pone tras de mí, me tapa los ojos con sus manos, y me abraza por detrás…yo noté un subidón, me volví con los ojos cerrados y le besé. No sé por qué lo hice, pero lo hice…Seguimos paseando…y nos cogimos de la mano. A la media hora se hizo  tarde…y me dijo que me llevaba a mi casa. Fuimos a por el coche que estaba en un parking situado en el subsuelo de la misma Plaza de España. Nos metimos en el coche…y en esa situación…nos miramos y besamos de nuevo. El en el fondo era muy correcto…sólo me besaba, con una mano acariciaba mi cara…con otra mi pelo…por la nuca. Tuve una sensación de máxima excitación. Nunca había sentido nada semejante. Deseaba ser tocada. Él no lo hacía, y en esa situación puse mi mano en su entrepierna y empecé a tocarle. Noté como se empalmaba, y cómo se excitaba, y yo aún más. Estábamos a cien…le dije que así no me podía dejar en casa, no sé que me dijo…el caso es que echó los asientos hacia atrás y amparados en la orcuridad del parking, él se vino sobre mí. Noté su cuerpo junto al mío, empezó a bajarme la cremallera del pantalón…y empecé a asustarme…le dije que no, que eso no…me hizo caso…se limitó a estar sobre mí, y yo notaba su pene sobre mi vagina, ambos con los pantalones puestos….pero perdí el control….y ,me corrí. Iba a empezar a gritar y él me tapó la boca, lo que aumentó aún más mi orgasmo. Quería que él también se corriera. Me dijo que no hacía falta…que el coche era muy incómodo.. Volvió al asiento del conductor…Puso música y yo me quedé con los ojos cerrados en un estado de relax total. En un estado que quería que durase eternamente.

Mi sensación; con apenas dieciocho años fue única. Creo que nunca he vivido un orgasmo, como ese. Creo que fue el primero de mi vida. No sería más que un polvo fallido en un coche, con alguien que no podría ser mi pareja…y me había comportado al final como una puta…perdón, más fino, como una escort de alto standig….el lo había provocado, pero dentro del coche fui yo quien hizo de escort en Madrid. A cambio de nada…esa es la verdad…el acostarme con él había invadido el deseo de mi cuerpo. No pude resistirlo. Pero la sensación que más me cautivaba era dominarle, tocarle y tenerle a mi merced. Las escorts, putas, se supone que hacen lo contrario, someterse a lo que dice un cliente…yo había hecho al revés…someter a alguien más poderoso que yo.

Mi relación con él continuó…y nos acostamos más veces…pero se convirtió en una auténtica relación escort. Ser puta para él fue algo que me llenaba de energía. Cómo es posible, diréis que a alguien le guste ser puta…escort….no lo sé….aunque si es sólo con él, no podría decirse estrictamente que  yo fuera una puta. Se supone que las escorts, en Madrid, en Barcelona o donde sea, lo hacen con quien les pague…Yo sólo quería hacerlo con él. En mi próximo post, contaré cómo fue posible eso.  Una relación que cambió mi vida, y que me llenó de amor

.Amigas escorts, españolas amateurs

Soraya, antes de…

Madrid al atardecer.
Soraya actualmente recién casada, es lo que solía decirse una “chica bien”. Educada en el colegio El Pilar, no llegó a terminar el bachillerato. Su padre, diplomático de carrera estaba siempre fuera de España, lo que provocó que se educara en soledad. Con una gran fuerza e inquietud interior, sin quererlo se envolvió en una relacion con un chico a base de sucesivas citas escorts en Madrid, que llegarían a marcar su vida.

Soy Soraya. Ese no es mi verdadero nombre, obviamente. Pero lo que sí es cierto es que el verdadero empieza por “S”. Todo lo demás que voy a contar es real. No es una historia de escándalos. Es bastante corriente. Al menos eso pienso yo. Lo cuento porque realmente al protagonista no puedo decirle nada. No tiene sentido…y además ¿qué significado tiene que se lo diga? Esa persona me cambió mi vida, y descubrí mi sexualidad y mi cuerpo.

¿Cómo empezó todo? Simplemente como comienzan muchas experiencias hoy en día. Por internet. En aquella época no estaba tan de moda Facebook, ni las redes sociales hoy al uso. Para tratar de ligar y aplacar mi soledad usaba una herramienta llamada ICQ, que era como un Skype de hoy en día. Buscaba por sexo, ciudad y edad y aleatoriamente hablaba con quien estuviera en línea, teniendo mi pequeña ventana al mundo.

En aquella época yo aún era menor de edad. Estaba a punto de cumplir dieciocho años. De hecho, estudiaba COU en el colegio El Pilar de Madrid, curso que no acabé. Estaba muy inestable emocionalmente. Mi padre es ejecutivo de una multinacional, y estaba en esa época siempre viajando. Para darnos cierta estabilidad, nos alquiló a mi hermana en Madrid, un piso en el barrio de Salamanca, que mis padres utilizaban también cuando venían a vernos.

La presión que ejercían mis padres sobre mí era agobiante. Controlaban todo. Con quién salía o dejaba de salir, y siempre tenía que estar mintiéndoles. Tenía en mi mente aún la situación que viví con apenas quince años, cuando tuve mi primera experiencia sexual, con un chico de dieciocho, que se empeñó en tener sexo conmigo…Sí, digo que se empeñó porque me hizo chantaje emocional, diciéndome que si no accedía me dejaría…yo le hice caso, y con la facilidad de una casa donde tus padres no están, la situación era más sencilla. Todo hasta que el portero de la finca…sí, el portero de la finca…hizo de portero y   comentó a mi padre, que regularmente un chico subía a mi casa. Mi padre me prohibió salir de casa y relacionarme. Nunca pensé que hiciera nada malo, y la bronca de mis padres se me clavó como un estilete en mi ombligo…nunca me recuperé de eso.

En esa situación, busqué en Internet mi válvula de escape….necesitando compartir experiencias con quien fuese.

A punto de ser mayor de edad, pensé en escapar como fuera de esa situación. Empecé a contactar con chicos mayores mintiendo sobre mi edad, con los que nunca quedaba, porque no podía, pero con los que hablaba y hablaba, hasta que me cansaba de uno y seguía con otro. Mis padres pensaban que yo estaba estudiando afanosamente en mi habitación, pero en realidad, no pegaba ni un palo al agua, y me dedicaba a chatear sin parar.

La situación explotó cuando lógicamente suspendí lo que entonces era COU. Convencí a mi padre para que me apuntara a una escuela de medios audiovisuales, que era lo que me gustaba, ya que siempre amé el teatro.

En medio de esta situación, aparece Roberto, un hombre con el que empiezo a chatear, de treinta y tres años. Me émpezó a atraer su vida, también de mucho viaje, las cosas que me contaba de su trabajo, y su cultura, la forma de expresarse…de forma que siempre hablábamos horas y horas. No eran charlas eróticas, y el tema del sexo estaba en un segundo plano. En realidad, Roberto no apareció por casualidad. Una amiga mía de chat, a quien sí le contaba mis confidencias sexuales me dió su contacto. O al menos eso aparentemente creí. Siempre he pensado que para contactar conmigo usó un perfil falso de mujer y luego aparfeció el Roberto de verdad, aunque eso no lo llegué a verificar, y nunca tuve interés en ello. Sea como fuera, la realidad es que al hombre que más he amado se cruzó en mi vida.

Lo que pasó a continuación, lo contaré en el próximo capítulo.

CAPITULO SIGUIENTE

.Amigas escorts, españolas amateurs

Paloma, antigua escort en Madrid se desencanta de Tania (cap-II)

CAPITULO ANTERIOR

escorts-putas-madrid-torre
En este edificio emblemático, Paloma tuvo su primer contacto con una Agencia de Escorts, y sus primeras citas íntimas como escort Madrid

Lo que voy a contar ahora, no es en absoluto cómodo. Mi recuerdo de esa situación es bastante difuso. Dicen que la memoria es selectiva y sólo retiene recuerdos agradables. La verdad que con Tania, al principio todo era muy sugestivo. Era una chica que te envolvía. Me colmaba de atenciones. Todos los días me venia con un detalle. Unos pendientes, un pañuelo, todo tipo de complementos…tenía un gusto muy fashion, en un estilo de chica pija, que se las daba de bohemia, pero con una clase demasiado impostada para ser creíble. Es de una familia, como se decía en el siglo pasado, bien. Tenía un trabajo en el que no ganaba mucho, pero su familia le pasaba una buena cantidad de dinero todos los meses.
En navidad incluso me mandó una cesta a mi casa, como jamón de de pata negra incluido,
Me venía a buscar al trabajo, me llevaba a casa, me invitaba a comer. El tiempo libre que teníamos lo pasábamos juntas. De repente, sin quererlo, en tres meses perdí el contacto con el resto de mis amistades. Solo Sergio estaba en mi vida, y ella. El caso es que en esos tres meses, tampoco nos prodigamos en situaciones intimas. Con Sergio yo rehuía estar a solas con el. Y con Tania,  después de la ultima vez en la que nos besamos y tocamos sin parar mas de tres horas seguidas, parecía que algo nos paralizaba a seguir por ese camino.
Un día Tania me invito a comer, después del trabajo, a un restaurante que estaba en la plaza de los cubos de Madrid. Un sitio donde nunca habíamos estado. Yo empece a comer, y la salsa que acompañaba a un filete de solomillo me empezó a sentar mal. Tuvimos que interrumpir la comida, y salir afuera…necesitaba aire.
Nos pusimos a pasear por la zona de la Plaza de España. Tania vivía alquilada en un apartamento en la planta 26 de la Torre de Madrid. Después de que me diera el aire, me dijo que subiéramos a su casa a pasar el resto de la tarde. Yo accedí. Antes había estado en su casa sobre todo en fin de semana, a tomarnos una pizza para comer y ver esas películas tipo telefilme que ponen a las cuatro de la tarde. Después siempre salíamos de copas, las dos juntas.
Aquella tarde sin embargo, no era fin de semana. Tampoco estaba yo para mucha juerga. Le dije que quería tumbarme…que estaba un poco mareada. Me cogió de la mano y me llevo al dormitorio, y me tumbe y ella lo hizo a mi lado. Yo cerré los ojos, con el fin de que la sensación de malestar se me disipara. Ella entre tanto fue a la cocina y volvió con un vaso y un paracetamol disuelto en agua…o al menos eso me dijo. Me lo bebí y cerré los ojos procurando relajarme.
No recuerdo nada mas…solo que me quede dormida y desperté ya de madrugada. Yo me encontraba completamente desnuda…solo tenia mis bragas puestas. El resto de mi ropa yacía esparcida por el suelo. Ella a su vez no tenia ropa puesta. Un edredón nos cubría a las dos. Ella estaba dormida. Yo me pregunte como había llegado a esa situación. Recordé el vaso…el paracetamol…pensé que la somnolencia que suele producir me había tumbado.
Intente recordar…no había ningún recuerdo, ningún sueño…Me puso furiosa que hubiese aguardado a que yo estuviese semi drogada para tratar de tener sexo conmigo. Sabia que eso estaba ahí, que lo intentaría, pero no esperaba que lo hiciese de esa forma…De repente ella despertó…la situación para mi fue un poco paralizante. No sabia como manejarme. Si debía esperar a que me tocara…yo me debía ir hacia ella…Habíamos estado besándonos con naturalidad en un bar de copas sin parar, y ahora las dos frente a frente en la cama, no sabíamos que hacer realmente. De repente se levanta y de la cómoda de su habitación saca una bolsa cerrada con cremalleras. La abre, y me ensena su contenido…gel lubricante, y un braguero una especie de pene artificial que pendía de un cinturón. Me dijo si me gustaba follar o ser follada. Yo le dije que imagino que ser follada. Ella apago las luces, bajo la persiana de la habitación hasta dejarme en la mas completa oscuridad…y en la complicidad de la oscuridad intento meter su “pene” en mi vagina…luego en mi ano, al tiempo que me untaba con lubricante. La sensación fue de desconcierto…por una parte me estaba follando por detrás…algo que nunca me habían hecho y con sus dedos me estaba masturbando por delante…Tal intensidad empezó a excitarme, pero de repente me desconcentré…la oía respirar cada vez mas rápido y decidí improvisar unos gemidos…y un ahh ahhh, fingiendo con el mayor realismo que pude, un orgasmo…con el deseo de que se sintiera satisfecha por el trabajo bien hecho…por decirlo de alguna manera….
El caso es que me entro una sensación de querer salir de esa habitación corriendo. Podía admitir ser lesbiana…si es algo que en la cabeza siempre me rondaba…y pensé que ello me daría sensaciones placenteras, mas allá de masturbarme en la ducha…pero con Tania experimente mi frustración recurrente…solo me doy placer en la ducha…ni hombres ni mujeres…por decirlo de alguna forma, de modo natural son capaces de darme satisfacción. Solo la imaginación al masturbarme en la ducha me alegra el día. Mi único argumento para tener pareja…seria no estar sola. Desde luego el sexo no lo era…y para no estar sola…hasta esa tarde estaba convencida de que Tania era la persona ideal.
Me puse mi ropa y salí de casa de Tania. No quería verla en una temporada. Llevaba tres meses sin quedar con un chico aparte de Sergio y me acababa de dar cuenta de que me había quedado aislada.
Sergio, no me ponía…pero Tania al final vi que tampoco me aportaba nada diferente. Me colmaba de atenciones…pero en la cama me incomodo estar con ella así, a pelo. En esa situación decidí tirar por la calle de en medio. Pensé que necesitaba conocer mas gente, mas allá de Sergio y de Tania. ¿Donde podría encontrarla?
Buscando en google varias paginas para encontrar pareja, Escorts Amateurs, Escorts Madrid, Escorts de Lujo en Madrid, Putas Madrid, Agencia de Escorts, etc” Llame a varios dije que queria unirme.

Iba a hacer convertirme en una chica de compañía y meterme en el algo que nunca se me pasó por la cabeza. En el próximo capítulo, contaré mi periplo teniendo entrevistas en varias agencias.

Un beso.Paloma.

Paloma Escort Madrid descubre los secretos de su intimidad (cap-I)

Voy a presentarme primero. Me llamo digamos…Paloma. Mi nombre verdad pero no voy a darlo. Soy una chica que ahora tiene 37 años, y lo que voy a contar fue real. Ahora tengo una vida más o menos ordenada en el plano profesional, aunque a nivel afectivo, todavía sigo esperando algo…no sé el qué…imagino que las sensaciones que encontré cuando hace diez años se me ocurrió aceptar una propuesta para hacer de escort ocasional.

Paloma y Tania escorts en Madrid
Paloma se unió a Amigas Escorts en Madrid, para encontrar un entorno seguro donde terminar de definir su sexualidad. Con una experiencia insatisfactoria con los chicos durante su adolescencia, encontró en Tania a la persona que le hizo descubrir sus sentimientos más ocultos.

Soy y era entonces una chica de las que pueden considerarse muy guapas. Siempre tenía a chicos detrás de mí. Morena de pelo, y una piel que con el sol se tuesta con facilidad. Unas medidas casi de pasarela, con 178 de altura, aunque mis pechos no son grandes. De pequeña estaba acomplejada porque era la más alta de mi clase, y mucho más alta que los chicos que se me acercaban. Además, por suerte o desgracia, estudié lo que entonces era la EGB y COU en un colegio de monjas situado en la Calle Padre Damían en Madrid. Mis primera experiencia con chicos fue en realidad en un viaje de fin de curso a Mallorca, pero sin sexo.

Tuve que descubrir mi sexualidad por sí sola. La verdad que ocurrió por casualidad, mientras me duchaba.  Siempre me causó una sensación agradable el acercar el mango de la ducha a mi vagina y rociarme con agua caliente. Un día, cuando tenía 15 años, la sensación se multiplicó y fue a más, hasta el punto de que empecé a tocarme mientras me rociaba con mi ducha y experimenté un clímax que me abrió el deseo de repetir esa sensación una y otra vez. Tardiamente había descubierto lo que era la masturbación, un tema tabú del que nunca me hablaron en el colegio.

Todas las mañanas tenía duchas de placer. Nunca confesé esas sensaciones. Guardaba silencio con disimulo cuando mis amigas contaban lo bien que se lo pasaban con los chicos que conocían, o lo caliente que se ponían. La realidad es que lo que a mi me ponía era ducharme, y la sensación de limpiarme por dentro y por fuera y provocarme un clímax, o al menos,  lo que yo pensaba que era un orgasmo.

La realidad es que siempre he tenido obsesión por estar limpia, guapa. Soy de las que tardan una hora en el baño, y más con diecisiete años. Veía a los chicos como personas con las que había que relacionarse, pasárselo bien, y reirme de ellos, haciéndoles sufrir. Me divertía esa sensación, pero no experimentaba ninguna atracción por nadie en particular. Los veía faltos de higiene, y en la intimidad sentía una sensación de rechazo. Todos los hombres a los que interesaba, se cansaban tarde o temprano. Mientras ello sucedía, yo trataba de sacar de ellos lo máximo…que me regalaran cosas, etc, pero nunca accedía a estar con ellos a solas.

En el plano profesional, mis padres me matricularon en una universidad privada para que estudiara empresariales, y también tuve la suerte de que una agencia de azafatas y modelos me cogió en un casting para Loreal y otras firmas de moda. Al principio, me hizo ilusión poder explotar mi físico, ser mirada…lo que reforzaba mi autoestima… y cuando me duchaba sacaba buen partido de ello. También me valió para conocer chicas de muy buen físico, la mayoría de mi perfil, modelos no profesionales que buscaban en algunos casos una ilusión…en otros, la mayoría… simplemente unos ingresos extras para sus gastos.

No me incomodaba estar en un vestuario con chicas guapas. Tampoco que me mirasen, y empecé a experimetar sensaciones se alta sensualidad. Todas me las llevaba a mi ducha y a mis pensamientos íntimos. Nunca los tuve con chicos de mi edad….siempre con mis profesores hombres, o con chicas compañeras de clase. El ver de cerca a chicas guapas, cuidadas,  empezó a despertarme una sensación de eroticidad que nunca me había surgido.

Hicimos un grupo de amigas. Todas ellas aparentaban disfrutar un buen nivel de vida; vestían bien. Me atraía su estética, su estilo, y su indiferencia por los hombres.

Hasta aquí, mi presentación. En mis estudios…era una chica normal….yendo a una universidad privada es normal que apruebes con cierta facilidad…. Seguí saliendo con chicos y amigas…y en mi vida surgieron dos personas que en esta etapa me marcarían…Sergio y Tania.

Sergio es un buen chico. Lo conocí durante mis estudios de empresariales. Es el chico que gustaría a cualquier chica. Guapo, siempre pendiente de mí…el que cualquier madre homologaría para su hija, por decirlo de alguna manera. La verdad que sexualmente no me atraía en absoluto. Pero no era su culpa. El problema no era de él, sino mío. Ningún chico me ponía sexualmente, y tenía la esperanza de que algún día me surgirían con él sensaciones de deseo y locura…pensando que si no eran con él no sería con nadie.

Tania era una compañera de castings. Muy guapa y delgada, con cabello rubio y una potente mirada de ojos verdes. Era Canaria. Con un Novio con el que en público estaba siempre contoneándose, formando esas parejas que ves a veces en la cola del supermercado, vestidas en mallas deportivas exibiendo su físico. Siempre estaba muy pendiente de mí. Me llamaba para salir, tomar copas…siempre lo relacioné con el hecho de que no era de Madrid, y cuando su novio no estaba, necesitaba apegarse a amistades para no aburrirse. Siempre era muy afectuosa conmigo, rompiendo esa línea confusa, de melosidad y caricias, de las cuales no sospechaba porque ella tenía novio, pero que me creaban un estado hormonal difícil de definir. Íbamos juntas de tiendas, y empezó regalándome ropa interior. Algo que simplemente interpreté como un gesto más, y habitual entre modelos.

Un día, fuimos a unos grandes almacenes a probarnos ropa, a las tres de la tarde de un día de diario, a esas horas donde encontrar gente es un milagro. Nos metimos las dos en un probador con ropa de diferentes tallas…algo común entre amigas. Esa situación era muy habitual. A mí me agradaba, y a ella también, pero mi mente no quería pensar más alla. Ese día me estaba probando unos zapatos, y al no entrarme, me agaché para tratar de metérmelos bien; y cuando me fui a levantar, sin querer rocé mi cuello con su cara, su nariz, sus labios lanzando ella, instintivamente algo así como un beso sobre mi cuello.  De repente me empezó a dar un subidón, y empecé a sudar, poniéndome roja de verguenzae que estaba pasando. Ese estado de culpa por la reacción de mi cuerpo hizo que mevolviera hacia la pared del probador dándole yo la espalda. Me preguntó qué me pasaba, a lo que respondí con un escueto…no sé. Me puso las dos manos sobre la espalda y empezó a rascarme sutilmente…A continuación, deslizó sus manos sobre mis finos frazos y con gesto suave, me guió para que me diera la vuelta, a lo que accedí, pero cerrando los ojos…queríendo escapar de esa situación sin irme al mismo tiempo. Yo seguía con los ojos cerrados y ella empezó a abrazarme y acariciarme la nuca…llevando mi cabeza junto a la suya y besándome en mi frente…A continuación, me dijo…venga…vamos a terminar de probarnos…a lo que contesté con un tímido…vale…pero al mismo tiempo y con los ojos cerrados junté mis labios con los suyos y besé a Tania, accediendo ella, aprisionando mis pechos con los suyos y abrazándome por la espalda. Yo correspondí besando su cuello y acariciándo su rubia melena. Seguidamente…abrí mis ojos…y simplemente le dije…si se enteran me matan…respondiendo ella…¿quién se va a enterar?

Recogimos la ropa…se había hecho tarde….yo tenía que ir a clase y luego Sergio me recogería.

Pasaron días…meses…y no volvimos a hablar de lo que pasó ese día en el probador. Dí a mi vida una sensación de normalidad, pero al mismo tiempo me reconfortaba el hecho de tener un pensamiento íntimo que llevarme a mi ducha. Así transcurrió el tiempo…hasta que un día Tania y su novio rompieronn. Ella se encontraba mal, y un año después, quedamos en un local de la noche madrileña, de copas y música a tope. Después de varias copas…y al abrigo de la situación de semioscuridad, empezamos a abrazarnos, y a besarnos de nuevo. Estuvimos besándonos tres horas sin parar, y por primera vez experimenté una sensación hormonal prolongada, de subidas y bajadas…Supongo que había descubierto lo que llaman atracción.

En el próximo capítulo contaré qué pasó con Tania…y por qué lo que yo creía que era atracción se desvaneció.

CAPITULO SIGUIENTE

Amigas escorts, españolas amateurs

Una escort, una amiga…

Una escort, Una amiga
Una escort, Una amiga

Si has llegado hasta aquí, imaginamos que será porque has curioseado en Google, y visitado varias páginas de contactos.

Páginas de contacto hay muchas. Crearlas es bastante sencillo. Unos ligeros conocimientos de WordPress, con una galería de fotos y en un par de horas puedes tener unaa web básica funcionando. Hasta aquí todo bastante sencillo. Muchas chicas deciden ellas mismas en el uso de su libertad sexual promocionarse en internet y hacer su propio blog, y buscar amistades con quien tener sexo, con dinero de por medio…o sin él. Muchas veces el dinero es una forma de filtrar los contactos, o en última instancia, uun plus de placer uniendo el sexo a la satisfacción económica.

El sueño dorado de muchas chicas es encontrar un ¨”sugar daddy”. Alguien que les cubra sus gastos y un poco más, a cambio de compañía. Dicho en abstracto suena muy bien, pero poner un anuncio y buscarlo deforma autónoma no es fácil. Normalmente este tipo de situaciones surgen dentro de las agencias de escorts, entre dos personas que de forma reiterada han quedado varias veces, decidiendo la chica abandonar la agencia y dedicar su ocio a la persona que ha conocido.

En la mayoría de los casos, las chicas que se apuntan a una agencia de escorts, abandonarán su aventura en unos meses. Bien porque económicamente han obtenido lo que buscaban…y aunque parezca increible, la mayoría porque encontraron pareja por este medio.

Chicas universitarias desplazadas de su ciudad de origen, viviendo en Madrid, en residencias de estudiantes, pisos compartidos, etc es el perfil mayoritario de las chicas que se unen a Amigas Escorts. Muchas con pareja, en la distancia, y al margen de esta aventura.

Hay otro perfil cada vez más frecuente: chicas con parejas estables en momentos de crisis. No quieren romper su relación pero tienen curiosidad por explorar otros caminos. En Amigas Escorts obtienen rápido lo que buscan. Tambien los hombres que están pasando una mala experiencia en sus relaciones encuentran en este tipo de chicas un intercambio de situaciones que no les dejarán indiferentes.

Si has tenido experiencias en el mundo de los contactos escorts en Madrid o Barcelona, te invitamos a que nos los cuentes. Nos ayudarás a entender mejor todos los puntos de vista y mejorar cada día.

Amigas escorts, españolas amateurs