Paloma, desencantada de su sexualidad comienza a informarse para ser escort (cap-III)

CAPITULO ANTERIOR

Hola de nuevo. Hace muchísimo tiempo que por mis ocupaciones actuales,  no publico una entrada en este blog de Amigas Escorts. En mis dos capítulos anteriores, conté básicamente lo que me pasaba, y la verdad, no esperaba continuar compartiendo mis experiencias. Me lancé a ello con el ánimo de colaborar con Amigas Escorts, de la que formé parte hace años y a quienes estoy muy agradecida, porque fue una experiencia loca que me ayudó bastante en un momento de cambio en mi vida. Me avisaron recintemente que mis dos historias habían sido bastante leidas y me pidieron por favor que continuara.  Voy a seguir por tanto con el relato.

La realidad es que me encontraba en una situación de una soledad interior tremenda, grosera, cruel. Tenía a Sergio, un novio al que veía más como un hermano, y seguía su rutina, rodeada también de ambiente familiar. Esa rutina que supone participar en cumpleaños, cenas, regalos de navidades y cumplidos en general. Incluso, por parte de su familia empezaban a hacerse planes de boda, a los que yo asentía de manera inercial, guardandome en mi interior mi falta absoluta de ilusión ante tal circunstancia.

Mis locuras con Tania me desencantaron. Me sentí desbordada por su torrente de afecto, y experimenté un subidón hormonal y sexual cuando en un probador de ropa empezó a acariciarme, pero después esa sensación no volvió a repetirse, y en la siguiente experiencia con ella me sentí una auténtica muñeca de trapo. Sin sensaciones con mi novio, la verdad es que únicamente en la masturbación encontraba mi auténtico paraiso. La idea de tener sexo con Sergio no me entusiasmaba en absoluto. Simplemente ponía mi cuerpo para que él se corriese, y luego cuando yo estaba a solas, me masturbaba pensando en personas o situaciones en las que él no estaba. Me consolaba de alguna forma al escuchar que en realidad la felicidad completa no existe…que lo importante en una relación es la armonía…y que el sexo puede disociarse y buscarlo por otro camino…No sé realmente, a día de hoy, y eso que han pasado ya años de esa situación, cómo describir mis sensaciones.

La verdad es que como modelo amateur en Loreal, siempre escuché el mito de que muchas modelos se prostituían en forma de escorts de élite, con personajes exclusivos que les ayudaban en sus gastos. Una vez hablando de eso con Tania, me dió un teléfono. Me dijo que como modelo no me iba a comer un colín, y que siempre era posible conseguir otro tipo de “eventos business” con personas de alto nivel. También coincidí en una promoción con una chica de Granada que había sido miss por esa provincia y que estaba trabajando en Barcelona, y sin tocar mucho el tema, me dió un teléfono diciéndome que allí ella tenía varios amigos que le ayudaban en sostener un alto nivel de vida a lo que estaba ya acostumbrada.

Edificio España en Madrid
El Edificio España de Madrid, albergaba en 1999, aparte de un hotel una amplia gama de locales de oficinas, donde se encontraba situada la agencia donde Paloma acudió por primera vez a apuntarse como escort en Madrid.

Decidí probar con el teléfono que me dio Tania,  de una agencia de eventos que estaba situada en Madrid, con unas oficinas en lo que entonces era el Edificio España (hoy en obras), y a las que accedí a través del “grupo de ascensores II. No voy a dar más detalles, pero cualquiera que haya ido a esa agencia, con esta referencia, sabrá a quien o quienes me refiero. Una vez allí, me recibe una chica de unos 25 años, muy simpática y me expone más o menos de qué iba toda la historia. Básicamente ellos funcionaban como una Agencia de Eventos o Publicidad, pero donde las modelos o azafatas de forma paralela hacían de escorts en Madrid. Todo muy discreto. El posible contacto masculino también requería una entrevista previa. En la citada entrevista se le enseñaba varios “books” de azafatas y modelos, a fin de que eligiera a la persona que consideraba adecuada para su “evento”, que en realidad era una cita escort en Madrid en la mayoría de las ocasiones, sin perjuicio de que no dudo de que también se hicieran promociones y eventos de publicidad.

Con esta finalidad, accedí a quedar otro día a fin de que un fotógrafo profesional me hiciera una sesión a fin de completar un book. No aparecían desnudos. Las fotos la verdad eran como las de cualquier “book”, eso sí, a cara descubierta, pero plenamente homologables a las de cualquier agencia de azafatas y modelos. Cuando me las enseñaron, no me gusté en ellas. Me veía con una expresión de cara que no era la mía, pero como no las pagaba yo, la realidad es que tampoco insistí mucho en que me las cambiaran. Me despedí de la sesión,  se quedaron con mis datos, mi teléfono, y quedamos estar en contacto permanente, por si surgía algun interés por algún contacto masculino.

En principio, todo fue muy legal, muy form

Restaurante Fridays en la esquina del Bernabéu.
En este restaurante tuvo Paloma su primera cita como escort en Madrid. Fue en realidad un encuentro GFE (girlfriend experience) en el que no hubo ningún tipo de sexo ni situación íntima.

al y no tuve ninguna queja. Mas o menos en un mes, me llamaron porque una persona joven, se interesó por mí. El “evento” no iba a consistir en nada de sexo, sino en acompañar a un chico a algun local de moda con el fin de dar celos a su exnovia con quien acababa de cortar una relación. El plan a mí me pareció divertido, y la verdad, entre salir con Sergio, y quedar con otra persona a cambio de una cantidad de dinero, opté sin dudarlo por esta segunda opción. La cita se repitió en dos ocasiones, y simplemente consistió en acompañar a mi contacto masculino un par de veces a cenar al Restaurante Fridays situado en la entonces Esquina del Bernabéu, dado que su exnovia y su grupo de amigos solían ir a ese establecimiento. En ninguna de las dos citas coincidimos con la ex novia, y simplemente nos limitamos a charlar y cenar. Yo me limité en realidad a escuchar a mi acompañante, y a darle con mi mejor voluntad el mejor consejo del mundo, para recuperar a su ex. No me fui con mal sabor de boca en ninguna de las dos citas. Él era un chico agradable, con bastante dinero, imagino, pero del cual no recuerdo ni el nombre, porque en el fondo me aburrí. Imagino que todas las escorts en Madrid les encantará este tipo de citas en donde no tengan que abrirse de piernas, dicho de una manera castiza, pero la verdad, salí de la segunda cita sin ganas de repetir. Si me llamaban otra vez, acudiría, pero más que nada por no quedar mal, pero no estaba muy convencida de ello. Dije a la agencia que me iría de viaje y que estaba de exámenes y que no me llamaran hasta que les avisara. Era el mes de junio y la realidad es que estaba con mis exámenes para finalizar empresariales.

Cuando terminé los exámenes que aprobé con éxito, la verdad que no tenía mucho plan. Sergio se fue con su familia a la playa, y yo le mentí diciendo que me habían quedado dos asignaturas y decidí permanecer en Madrid. Comuniqué de nuevo a la Agencia que estaría disponible para quedar y tener citas escorts en Madrid, y decidí aguardar con el fin de que alguien desconocido pudiera entrar en mi vida de cualquier forma.

El verano fue bastante aburrido, y nadie me llamó. Imagino que mis fotos no gustarían, o simplemente que no es el mejor época en Madrid para tener citas escorts. La realidad es que ya a finales, Gloria me llama y me dice que un chico estaba dispuesto a quedar conmigo. Al parecer él, viendo los books, según me confesó él después, no se decantó por mí, por lo poco favorecida que había salido la expresión de mi cara, pero Gloria le convenció. Ello tranquilizó mi autoestima…sin duda eran las fotos y el fotógrafo el culpable de mi poco éxito. La realidad es que ese largo tiempo de espera supuso que cuando me anunciaron la cita, tuviera un subidó de hormonas. Esta sería en casa del chico, y sería durante una noche entera. Me pasé un día entero imaginando cómo sería él, qué haríamos, etc…de repente experimenté un auténtico subidon con una magia que hasta el momento desconocía.

La cita se concretizó. Un 27 de agosto de 1999 a las diez de la noche en el domicilio de mi contacto. Un piso en una urbanización en una zona aledaña a Puerta de Hierro. Me dispuse a ducharme, elegir el vestuario, etc. Consideraba esta cita como mi verdadera primera experiencia. Las dos anteriores fueron en realidad un prólogo agradable, que me ayudó sin duda a traspasar fronteras y prejuicios.

En mi próximo post contaré la experiencia que tuve, que en realidad condicionó en parte mi vida y conocí a la persona que más me influyo, con la que en la actualidad no guardo contacto, y del que gusardo un recuerdo de amor y odio a la vez. También contaré por qué me desencanté con esa agencia, que dicho sea de paso, ya no existe.

Quiero ser escort. ¿Me apunto a una agencia? o pruebo como independiente…

Tener un buen físico es imprescindible para ser admitida en una agencia de escorts de élite. Muchas citas no implican contacto íntimo, actuando la escort en un rol diferente: como personal shopper, o proporcionando una girlfriend experience a alguien que por ejemplo quiere acudir junto a una chica guapa a un evento para presumir…o simplemente actuando como guias para extranjeros y acompañándolos a locales de ocio nocturno en Madrid o Barcelona. En una agencia, los contactos vip, por encima de sexo, buscan saber estar, y suelen ser personas muy educadas, con clase y respetuosas con las escorts.

La decisión de apuntarse a una agencia de escorts de élite no suele ser instantánea. Suele ser fruto de un proceso que se va gestando y en el que influyen varios factores. Evidentemente es un camino corto para ganar una cantidad de dinero que sirva para salir de cualquier apuro. Admitamos la realidad…el factor económico es el que prima por encima de todas las demás situaciones.

La agencia de escorts simplemente presta el servicio de poner en contacto a hombres que quieren tener citas con chicas que buscan contactos vip, permitiendo asimismo mantener la intimidad de ambas partes. Es una realidad que está ahi, y hay muchas escorts independientes que directamente se anuncian en páginas de anuncios clasificados. En estos casos, mantener la intimidad es más complicado, ya que al menos ambas partes conocen los números de teléfono, y con ese dato, es relativamente fácil, a través de determinados medios, llegar a los datos de su titular. Las agencias son más seguras para las chicas que quieren dar sus primeros pasos como escorts, o simplemente quieren probar de forma esporádica. Sólo tienen que apuntarse a las mismas, sin más preocupación que estar pendiente del teléfono por si surgen citas, pero pudiendo llevar una vida normal, y sin que su entorno conozca esta circunstancia.

Ser escsort independiente implica siempre una profesionalidad…al menos para atender y estar constantemente pendiente del teléfono, discriminar llamadas, y aceptar citas, con el riesgo añadido de que los clientes no sean personas suficientemente contrastadas. Esa labor ya la hace la agencia, permitiendo a la chica una vida normal. Una escort independiente no profesional sencillamente no existe.

Amigas Escorts Logo
En Amigas Escorts no nos quedamos con la mitad de los honorarios que recibe la escort. Ellas siempre cobran por adelantado, y tienen plena libertad para aceptar o rechazar una cita, sin que tampoco tengan ninguna obligación de hacer algo que no quieran.

Siempre existe el mito de que las Agencias se llevan la mitad….En nuestro caso no es así. Nuestras escorts reciben ellas directamente sus honorarios, y la mayor parte de ellos. La agencia recibe unicamente lo imprescindible para mantener su funcionamiento como tal, que implica, gastos a nivel de programación informática, publicidad, persona que atiende llamadas, emails, contrasta datos de usuarios para evitar situaciones indeseadas en las citas, y por supuesto, garantiza el saber estar de las escorts durante las mismas.

En resumen, la seguridad de una agencia permite a las chicas hacer de escorts sin que nadie de su entorno lo sepa garantizándo contactos vip recurrentes y de calidad.

Putas o Escorts

La palabra PUTA, es muy castiza. La Real Academia de la Lengua acuñaba una definición clásica: mujer de mala reputación que comercia con su cuerpo. Se ha definido tradicionalmente como el oficio más antiguo del mundo, y basicamente plantea una situación entre un cliente que manda y una especie de esclava sexual que obedece. Alrededor subyace una situación de necesidad que empuja a la chica a prostituirse. La imagen de chicas en determinadas zonas localizadas en las ciudades ofreciendo su cuerpo en la calle, o a la luz de las farolas de polígonos industriales es algo que por desgracia aún sigue aconteciendo.

La palabra escort no tiene una connotación negativa. Simplemente señala a alguien que tiene citas a cambio de una ayuda económica, siendo libre en todos los aspectos.

La palabra ESCORT es un anglicismo. Etimológicamente significa escolta, y no tiene una connotación negativa como la palabra PUTA, que es utilizada a menudo entremezclada en expresiones injuriosas. Solemos decir cuando estamos enfadados…-eres un hijo de puta-, pero a nadie llamamos -hijo de escort-.

La palabra escort refleja una situación de élite y libertad al mismo tiempo y se aleja de cualquier atisbo de esclavitud sexual. Una chica decide probar como escort, por los motivos personales que considere oportuno, pero es una decisión que toma dentro de su libertad personal y sexual. No se siente obligada a quedar y tener una cita con cualquiera, y ni mucho menos es alguien que por obligación se vea avocada a determinadas prácticas sexuales. Una escort es una persona normal, con estudios, formación como cualquier persona corriente, y que decide tener citas a cambio de dinero. Llamémoslo ayuda, retribución o como queramos denominarlo, pero por encima de todo prevalece una situación que podría derivar perfectamente en una relación personal entre ambas partes, una amistad duradera.  Además son citas que no necesariamente están ligadas al sexo. Es verdad que la mayoría de las citas tienen un componente íntimo, pero al mismo tiempo, ellos y ellas están buscando algo más. Salir de una rutina, evadirse, ganas de aventura, o simplemente gusto por el sexo.

escort de cine
El personaje de una escort de élito ha sido llevado al cine en varias ocasines

Una cita con una escort no debe plantearse como una compra de la voluntad de una chica pudiendo exigirle como una esclava. No estamos comprando sexo, sino tiempo, por supuesto de una persona que asume que habrá sexo, pero siempre y cuando el hombre sea educado, correcto sintiendose ella cómoda a su lado. Si un hombre concierta una cita con una escort y la trata de una manera arrogante e inapropiada, ella tiene todo el derecho a desistir de la cita.

Ellas también deben plantear la cita como algo mágico. Alejarse de la idea de forzar una rutina sexual, y centrarse en el saber estar. Hablar cuando la persona con la que quedan desea hablar, y dejarse llevar por lo que la situación pueda demandar en cualquier momento. Muchos hombres sólo gustan de una cita de este tipo para vencer su soledad, mejorar su autoestima, pero no piensan en el sexo. Hay muchas citas sin sexo, que se enmarcan dentro de lo que se denomina GFE (girlfriend experience).

En una escort no encontrarás a una esclava sexual. Tendrás a una persona con clase, estilo, discreta, con su vida propia que se ha unido a AMIGAS para experimentar nuevas sensaciones y conocer gente nueva. Ellos verán a una chica con la que podrán quedar cuando quieran…y quien sabe…a la que podrán enamorar.

Más sexo. Menos prozac

 

Los trastornos de ansiedad tienen unos síntomas bien conocidos, que al final inhiben el deseo sexual. La falta de líbido es una consecuencia inmediata que requiere dar un giro de 180 grados a la actitud de quien lo padece. Tener citas con escorts con regularidad durante una temporada puede ayudar a revertir la sistuación. La líbido y el deseo sexual debe ejercitarse. Si no lo hacemos terminará “atrfiándose”.

La ansiedad o el estres son una de los grandes trastornos de nuestro tiempo. Catalogarlos de enfermedad no es algo que deba hacerse  a la ligera. Todos pasamos estas situaciones con ocasión de múltiples factores. No son más que el reflejo del miedo, una sensación ancestral de todo ser humano, y de la mayoría de las especies. El miedo se corresponde con la prudencia, y es clave para la supervivencia.

Sin embargo, las situaciones de ansiedad o estrés se hacen crónicas en los humanos, a diferencia de lo que acontece en el reino animal. Estos últimos tienen una vida ordenada por instintos que se basa en alimentarse, procrear y escapar de los peligros. El sexo, el apareamiento, forma parte de una rutina placentera que actúa como válvula de escape de situaciones de miedo y peligro.

Los humanos sin embargo, estamos atrapados a veces en rutinas de trabajo, estrés, angustia, que actúan como una jaula permanente de la que no podemos escapar. Si no tenemos la válvula de escape del sexo, estas situaciones se hacen crónicas.

Muchas veces estamos ante una auténtica pescadilla que se muerde la cola. Dicho en términos castizos…no follamos porque estamos estresados, y ello nos impide tener sexo. La situación, debería ser otra…vamos a follar porque así nos evadimos, nos olvidamos de los problemas y mañana será otro día. No es un plan tan difícil y complicado. Incluso es gratis. Para buscar sensaciones placenteras y relajantes que nos ayuden a controlar la ansiedad no hace falta una pareja. Masturbarse es saludable. La mayoría de los mamíferos lo hacen. Contribuye a tener lubricados nuestros órganos reproductores, y produce una liberación de dopamina y oxitocina que nos relaja. Los psiquiatras nos recetan multitud de medicamentos para producir el mismo efecto, relajarnos, y poder aislarnos de nuestros agobios.

La masturbación libera dopamina y oxitocina, que ayudan a relajar el cuerpo provocando una sensación de bienestar.

Muchos pensarán que hacerse pajas no es la solución ideal…estamos de acuerdo, pero indudablemente es más sano y natural que los antidepresivos. Partimos de la base de que el sexo es mejor en compañía y la masturbación sólo es un sucedáneo.

El sexo en pareja es sin duda la mejor forma de combatir la ansiedad, angustia y depresión. La masturbación individual produce una situación relajante, pero no evita las
sensaciones de soledad, que evitamos al interactuar sexualmente con otra persona.

El sexo en pareja, en sus multiples formas…masturbación mutua, penetración, sexo oral, anal, masajes, etc, es la mejor terapia antiestrés. Es muy fácil acceder a él. Una cita con una escort es una opción más entre otras muchas. Cuando la pareja no existe, o existinendo estás en una situación donde tener sexo con ella ya no es placentero, la búsqueda de satisfacción sexual acudiendo a una agencia de escorts  es una opción rápida para ellas y ellos. Hay que quitarse prejuicios. Aparte de sexo, tendrás una amiga o amigo que hará de confidente, con quien podrás hablar, desahogarte, y tal vez contar cosas que no puedes contar a tu círculo íntimo.

Vencer a  la angustia y depresión sin medicarse es posible. Sólo hay que recuperar nuestros intintos más básicos.

De las escorts por telefono a las webcams

escort practicando sexo telefónico
El sexo telefónico tuvo un gran desarrollo a principios de los años noventa´, como una fórmula segura de evasión sexual, en una sociedad que también incrementó sus preocupaciones y miedos al SIDA y a las ETS en general.

Hoy vamos a contar un poco de historia. ¿Cuáles fueron en España los orígenes del sexo virtual? Lo que hoy es percibido como algo normal y cotidiano, como intercambiar fotos, videos o conversaciones eróticas entre adultos, tuvo una gran polémica en España en sus orígenes, en una sociedad todavia no acostumbrada a vivir con las nuevas tecnologías.

Corría el año 1992, cuando empezaron a operar en España diversas compañías de audiotext la mayoría montadas por emprendedores holandeses, aunque también había empresarios españoles. Los servicios que ofrecían a través de prefijos 903, eran básicamente conversaciones eróticas, y servicios de multiconferencia consistentes en chats de hasta diez personas a la vez. Estos servicios ampliaban el paquete de los denominados “servicios de valor añadido” que en aquella época, dominada por el monopolio de la entonces Telefónica, se reducían a la información meteorológica, el servicio de hora, información de noticias e información depotiva. A esos servicios prestados directamente por Telefónica se añadirían estos nuevos prestados por empresas privadas…donde los de contenido erótico eran los úncos rentables. Podemos decir sin ningún rubor que la demanda de sexo telefónico fue el gran impulsor de internet en España.

A estos nuevos servicios se podía acceder desde cualquier telefono fijo de la época, sin ninguna restricción. Trabajadores y funcionarios en sus puestos de trabajo, o adolescentes en sus casas, provocaron un consumo brutal, descontrolado, que cogió por sorpresa a empresas y particulares con incrementos en la factura telefónica imposibles de asumir.

La polémica en la opinión públca fue considerable, hasta que en diciembre de ese año, Telefónica se vio forzada a suspender el libre acceso a estos servicios, ante una sociedad que no estaba preparada para convivir con normalidad ante las nuevas tecnologías.

El sexo telefónico nos hace desarrollar nuestra imaginación, y puede producir momentos muy placenteros. La realidad sin embargo es que ante la ausencia de imágenes, no siempre quien con una voz sensual excita a los hombres, es una chica guapa como la protagonista de la imagen.

Posteriormente se regularon estos nuevos servicios, convirtiendo el libre acceso en condicional. Y la mayoría de proveedores mudaron a otro nicho de mercado como los servicios de tarot telefónico que subsisten hoy en día…o en reconvertirse en proveedores de internet. En aquella época del monopolio de Telefónica el acceso a internet requería de un modem analógico y de un proveedor, -muchos de ellos estas empresas de sexo telefónico reconvertidas-, que intermediaban entre particulares y la operadora, y a través de ellos se accedía a la gran red. Hoy en día estas empresas se han reconvertido a su vez en locutorios virtuales, donde a través de la red, puede interactuarse con chicas que proporcionan sexo virtual a través de web cams.

Internet hoy es una plataforma abierta a todo tipo de contenidos. Las empresas disponen de herramientas para impedir el acceso de sus empleados a lo que consideren oportuno, y por supuesto los padres pueden bloquear el acceso de sus hijos a contemnidos para adultos. La sociedad hoy asume con normalidad una situación que hace 30 años fue polémica.

Hoy en día, los ordenadores, con sus capacidades multimedia han remplazado al teléfono fijo, como terminal para tener sexo virtual. Las imágenes en forma de fotos o video se unen a la voz para canalizar nuestras fantasías. Tener una cita escort de forma virtual hoy es posible.

Las empresas que proporcionamos soporte técnico a una agencia de escorts, debemos cumplir también unos requisitos técnicos. El más elemental:  realizar la programación de la web de forma transparente y clara, para que siempre se indexe como contenidos para adultos y por ejemplo nunca salga entremezclándose en los resultados de búsquedas realizadas por usuarios menores de edad. Cumplir estos parámetros técnicos posibilitan que los usurios de escorts tengan siempre unas facilidades nunca imaginadas, y las chicas unas posibilidades de tener contactos de forma libre y sin presiones.

Hacerse escort para curar una obsesión

La obsesión por una persona es un mecanismo que muchas mujeres y hombres son incapaces de controlar. La mayoría de los psicólogos sitúan el origen de las mismas en situaciones de soledad, carencias afectivas, o necesidades de afirmación de nuestra autoestima. Las situaciones de soledad nos hacen pensar más y nos lleva a concentrar nuetros deseos en personas que conocemos, idealizamos y que no reemplazamos con nuevos personajes que entren en nuestra vida. Las carencias afectivas hacen que nuestro subconsciente se vuelque en culquier persona que nos pueda dar lo que nos falta. Estas dos situaciones son normales, y en cierta medida constutuyen un mecanismo natural para equilibrar nuestro ser.

Existe sin embargo un trastorno obsesivo bastante dañino, y es el que tiene su origen en la necesidad de afirmar nuestro yo, nuestra persona, en un deseo irrefenable de someter a nuestra merced a otro sujeto sobre el que tenemos un fuerte sentimiento de atracción y rechazo a la vez. La persona quizás en sí no nos gusta. Simplemente se nos genera el reto de atraerla y tenerla para nosotros. Una vez conseguido nuestro propósito, nuestro interés desaparece en búsqueda de un nuevo objetivo.

Tener deseos de atraer al jefe, o a cualquier persona que en nuestro entorno tenga una situación de superioridad es un deseo natural.

Nos preguntaréis qué tiene que ver esta situación con el mundo de las escorts. En principio nada, pero la realidad es que podemos contaros el caso de Lorna, una chica que actualmente está casada, con un marido aparentemente estupendo, y una vida perfectamente acomodada y que sin embargo tiene deseos irrefrenables de atraer a su jefe y tener sexo con él. La situación es tan explosiva que se ha planteado mudar de trabajo, pero esa obsesión por someter sexualmente a alguien superior se repetiría. Nos cuenta que siendo alumna en la universidad, ya tuvo una relación con uno de sus profesores. En su primer trabajo con su jefe, y en su actual trabajo, con el presidente de la compañía todo esto de forma paralela a su matrimonio.

La obsesión de las mujeres por unos buenos pechos como forma de atracción no siempre funciona. Un jefe preferirá mejor la discreción y el estilo business, antes que un look más llamativo. Siendo discretas por fuera, siempre podremos explotar en la intimidad todas nuestras cualidades físicas.

Cambiar de trabajo no parece la solución ideal, y ha optado por conocer de forma compulsiva a otros hombres con quien tener citas y sexo. Piensa que tal vez así su obsesión por dominar y someter a personas que ejercen algún poder desaparecerá, o al menos quedará diluido si consigue conocer a cuatro o cinco hombres con los que quedar periódicamente como amigos y tener sexo. No sabemos si ese método dará resultado. Quizás el origen de todo esté en su marido, una persona que estamos seguros que le da todo lo que Lorna puede desear en todos los aspectos de la vida…amor, cariño, estabilidad económica, status familiar…pero quizás en el plano sexual, Lorna está experimentando una carencia muy fuerte. ¿Cuánto le durará esta situación? Es difícil de decir. Posiblemente siempre…o tal vez poco tiempo. Es una situación explosiva que puede saltar simplemente con cualquier hombre que se cruce en el camino de Lorna, y se interese por ella más allá de una cita escort.

Año nuevo, vida nueva…

Feliz año 2017
Os deseamos todo lo mejor para el 2017. Esperamos ayudaros a que recuperéis el optimismo cuando tengáis situaciones de estrés o decepciones a nivel personal. Trabajamos día a día por hacer más felices de quienes contactan con AMIGAS ESCORTS.

Dice el refrán que año nuevo, vida nueva…y por qué no, sexo nuevo. Son momentos para estar en familia o amigos, evadirnos y disfrutar. Pero también hay personas que se refugian en la intimidad de sus hogares y quieren celebrar esta efeméride de otra forma…mediante una velada íntima, y después sexo, como forma de liberar tensión y evadirse. Sinceramente, pensamos que tal vez esta forma sea más saludable que beber ingentes cantidades de alcohol.

Os preguntaréis, si hay personas que demandan tener citas en la entrada y salida de año. La respuesta es que sí. La dificultad siempre es encontrar a una chica no profesional que también haya elegido pasar este momento en soledad, y decida dar el salto a tener una cita escort a ciegas.

Os contamos aquí, omitiendo detalles y cambiando nombres, el transcurso de una de ellas: Nos contactó un chico llamado Sergio, que de forma reiterada nos había contactado previamente, pero nunca llegando a quedar con nadie. Nos dice que acaba de romper con su pareja y que necesita pasarlo bien. Que se encuentra solo, y que antes que deprimirse, quiere disfrutar en su casa de una cita escort, después de las uvas, hasta el amanecer.

El problema normalmente en estas situaciones es encontrar entre las

Aún en estos momentos tan señalados, hay personas que buscan intimidad y acuden a Amigas Escorts para que les organicemos un comienzo de año diferente

chicas apuntadas a Amigas Escorts en Madrid, a alguien con las mismas inquietudes, ya que la mayoría de las chicas, por su perfil no profesional, universitario, se encuentran fuera de Madrid, de vacaciones con sus familias. Sin embargo se dió una coincidencia. Una chica llamada Esmeralda, que de forma recurrente también nos había solicitado información, nos comenta que necesita estar alejada de su pareja, -en realidad marido-, esa noche, y que no aguanta más la situación en su casa. Se trata de una chica que quiere divorciarse, pero sigue viviendo en su casa, porque él no acepta la situación. Nos comenta que tenía un amigo o amante, con quien planeaba después de las uvas, encontrarse y pasar la noche en un apartamento by-hours, poniendo como excusa a su marido, una fiesta en casa de unas compañeras de trabajo. Todo al parecer lo tenía organizado, en un plan con el que llevaba soñando semanas…tal vez con la persona de su vida en ese momento…un tal Ricardo.

Ocurrió que el tal Ricardo, que a su vez también está casado, no pudo eludir al parecer su compromiso familiar, o no quiso dar la excusa de irse a casa de amigos a beber unas copas. En esa situación, nos contacta ella, Esmeralda, muy decepcionada, y pidiéndonos el favor de que le organizáramos como fuera una cita escort. Le comentamos que un chico nos había contactado, y que si ella estaba dispuesta, hablaríamos con él.

Al final, quizás por falta de más opciones, ambas partes aceptaron la cita. Quedaron juntarse en unos apartamentos by-hours próximos a la calle Velázquez en Madrid, llevando cada uno vino, cava, y algo de comer, lo imprescindible en una cita que planearon hasta el amanecer.

La realidad es que al final, el encuentro duró más de lo planeado inicialmente. Esmeralda, que había dicho a su marido que como muy tarde, estaría a las 8 de la mañana en casa, apareció a las 17 horas. Sergio, no tenía que rendir cuentas a nadie.

Fiesta en la Puerta del Sol
Esmeralda y Ricardo se refugiaron en un apartamento by-hours, para tener un comienzo de año que tal vez no olvidarán en su vida.

Cuando a ambas partes les preguntamos cómo había ido todo, Sergio nos dijo que todo resultó muy bien, muy agradable, que bebieron un poco pero que después de dos horas tuvieron sexo sin parar, de forma adictiva, hasta la tarde del día 1. Nos contó que nunca había tenido antes una experiencia parecida con nadie asi.

Esmeralda nos dijo que había vuelto a su casa muy feliz. Que había tenido cinco orgasmos, más en la primera noche de 2017 que durante todo el año anterior, y que de momento seguría en su casa. Nos ha dicho que de forma esporádica le encantaría repetir la experiencia y tener citas de este tipo, confiando en nosotros para tener más contactos. No quiere hacerse fotos por miedo a que su marido a reconozca, a pesar de que ello es difícil, pero nos ha confirmado su disponibilidad en el futuro.

No es nuestro papel juzgar la actitud de las personas que tienen encuentros en el mundo de las escorts en Madrid. Lo que nos importa es que ambas partes sean felices. Seguramente les hemos ayudado a reforzar su autoestima y a comenzar 2017 con esperanza y optimismo, algo fundamental en estos tiempos.

¿Quieres tú también comenzar 2017 con optimismo?

 

Nuestras fantasías sexuales más comunes

Las fantasías sexuales es un aspecto natural de nuestra personalidad. Tratar de realizarlas mejorarán nuestra vida sexual y autoestima en general

El sexo forma parte de la naturaleza de todas las especies, y por supuesto de la condición humana. Nosotros, como especie, tenemos programada nuestra reproducción mediante el intercambio sexual con nuestras parejas. Sin embargo, existen una serie de diferencias básicas a la hora de estimular el deseo sexual. Los animales en general tienen reacciones instintivas a estímulos físicos. Por ejemplo, el celo de las hembras caninas o felinas es respondido por los machos  con un deseeo irrefrenable de copular.

Nuestra condición humana a lo largo de los siglos ha ocultado nuestra parte más animal. El instinto básico despertado por la percepción de olores y liberación de hormonas se suple por nuestra mente,con el desarrollo de la imaginación, y la generación de fantasías.

El descubrimiento del sexo es una experiencia sesorial pero sobre todo visual. Nos imaginamos cómo será nuestra vecina o compañera de colegio en la intimidad, o en general, cualquier persona a la que deseamos. Tener fantasías es algo natural. Nuestra inteligencia y cerebro siempre buscarán nuevas formas de estimular nuestra líbido, como una forma natural de orientarnos el sexo y a la reproducción. Estamos programados para ello.

¿Cuáles son las fantasías más comunes de hombres y mujeres?

Una escort en Madrid
Las escorts contribuyen a mejorar tu vida sexual, ayudándote a realizar fantasías a veces imposibles de realizar con tu pareja o entorno de amistades
  • Deseo básico. Tener sexo con alguien que nos gusta pero a quien consideramos inaccesible. Esta sería sin duda la fantasía más común. Pensar en cualquier actor, actriz, personaje popular y jugar con nuestra imaginación, bien masturbándonos, o suplantando con nuestra imaginación a nuestra pareja.
  • Deseo infiel. La infidelidad es una actitud en muchas personas, pero para muchas otras, es simplemente una fantasía.
Imaginarnos a otras personas mientras tenemos sexo con nuestras parejas es algo natural. No debemos preocuparnos por ello. Tener una cita con una escort permite hacer volar tu imaginación y recordarla en otros momentos íntimos.

Estas dos actutudes psicológicas descritas con anterioridad, son sin duda básicas, comunes, y fácilmente realizables. Siempre podremos acudir a una escort para tener sexo con una chica tipo modelo, española, universitaria, etc… que se acomode a nuestros gustos, o por qué no, quedar con una escort, en cualquier ciudad como Madrid o Barcelona para tener un encuentro discreto, y probar algo diferente a lo que nos ofrece nuestra pareja. En sí, esto no es ni bueno ni malo. Seguramente descubriremos que tenemos una pareja fantásica y nos hará ver que tenemos con ella todo lo que podemos desear…o al revés, nos alentará a seguir buscando más alla.

El sexo en trío, en sus diferentes combinaciones es uno de los deseos más comunes de ellas y ellos. Recurrir a una escort es una forma segura y discreta de llevarla a cabo y mejorar tu vida sexual.
  • Deseo de sexo dúplex y lésbico: Esta es una fantasía muy común en los hombres. Consiste en estar con dos mujeres a la vez, las cuales adoptan un rol sexual, bien dirigido a dar placer exclusivamente al hombre, o un rol mixto, dándose placer entre ellas al mismo tiempo que el hombre interactúa con ambas. Esta fantasía es fácilmente realizable acudiendo a una chica escort. Quizás sea la única forma de tenerla de una forma eficaz, ya que plantear estas situaciones a círculos de amistades resulta bastante complicado en nuestra sociedad. Muchos hombres que la llevan a cabo no la vuelven a repetir. Sacian su deseo o curiosidad, y manifiestan preferir las relaciones solamente con una mujer. Otros en cambio ven en esta forma de sexo una manera de disfrutar sin más, aunque únicamente puede ser realizada con regularidad, dentro del mundo de las escorts.
  • Cibersexo: Consiste en buscar el placer sexual con ayuda de las nuevas tecnologías. La forma más simple es a través de conversaciones con avatares anónimos, mediante emails, chats, redes sociales, webcams, etc. Muchas personas utilizan las nuevas tecnologías como una forma de contacto preliminar que luego culminará con una cita presencial. Esto no es estrictamente cibersexo. Este concepto queda reducido a aquellas personas que nunca se plantean un contacto físico con la persona con quien se relacionan y todo lo encuendran en su imaginación.

En los próximos días seguiremos hablando de estas situaciones, y de algunos casos reales de personas que realizaron sus fantasías con escorts en Madrid o en Barcelona, y las sensaciones que experimentaron, realmente curiosas y desconcertantes en algunos casos.

De nuevo por aquí…

Nuestro blog no es de contenido sexual explícito. Tratamos temas y situaciones humanas que surgen alrededor de una cita entre adultos. Todas las entradas están inspiradas en hechos reales, omitiendo detalles para preservar la intimidad de los protagonistas.

Hola a todos los que nos dais contínuo seguimiento. Hemos estado un tiempo con menor actividad de moderación y coordinación de citas para adultos, con el fin de reorganizarnos e intentar que el espíritu con el que nacimos ya hace varios años no quede difuminado. Básicamente….seguimos creyendo en que hay hombres y mujeres, chicas y chicos en Madrid y Barcelona, que en momentos puntuales de su vida necesitan evasiones, válvulas de escape, con el fin de equilibrar su mente. No cabe duda que dar clases de yoga, ir al gimnasio, son actividades saludables. No opinamos lo mismo de otras opciones, como fármacos, alcohol o drogas para estimular un estado de ánimo que nunca es real.

La magia, chispa, momento explosivo de tener una cita con una persona desconocida genera una descarga de adrenalina y emociones que creemos que no tiene comparación en ninguna de las situaciones anteriores.

Nosotras no queremos con nosotras a chicas profesionales que simplemente hacen del sexo una industria, y menos a mujeres que se encuentran en una situación de vulnerabilidad, u hombres que buscan humillar a la mujer.

Nosotros, de igual a igual ponemos en contacto a hombres y mujeres, chicos y chicas que buscan emociones a través de citas. Es verdad que las chicas que se apuntan, quieren dinero, pero para sorpresa de muchos hombres, no todas. Ninguna necesita del dinero para vivir. Todas tienen sus trabajos o estudios. Simplemente tratan de asegurarse un mínimo de estatus en la persona con la que quieren quedar. Seguramente hay actividades deportivas en gimnasios de élite o sesiones con terapeutas más caros que una cita escort.

Una escort, no es una puta. Es una persona con nivel académico y cultural que en el uso de su libertad personal quiere hacer con su tiempo libre algo lúdico, sin que nadie que le obligue a nada.

No queremos a hombres que buscan esclavas ni amigas que se apunten sólo para engañar.

Un beso de nuevo, a todo/as, esperando que disfrutéis al máximo de estas fechas.

Una escort de Madrid en Portugal cap I

escorts-putas-madrid-portugal01
Isabel es una chica que en la época de esta historia se encontraba muy perdida, sin saber realmente qué rumbo dar a su vida. Profesionalmente dando tumbos, con los hombres tuvo muchos sinsabores. Se unió a AMIGAS, como escort en Madrid. En este viaje a Portugal, planeado con desgana descubrió aspectos de su sexualidad que su cuerpo mantenía ocultos.

Me llamo Isabel. Curiosamente voy a emplear aquí mi nombre real. Como Amiga Escort Madrid utilizo otro nombre, pero estoy harta de mentir. Dicen que todas las Putas en Madrid mentimos. Antes de nada, quiero decir que me da igual como definirme. Soy una Puta en Madrid, una prostituta de lujo, una escort madrid, una escort amateur, española, universitaria, top class, como quieran llamarme. Nadie lo sabe. Por encima de todo soy mujer, en busca de definirme sexualmente. Porque esa es otra…no siento gran cosa cuando estoy con un hombre. Finjo mis orgasmos…no nos engañemos, como la mayoría de las mujeres…y actualmente no tengo pareja. Mi único aliciente en días como San Valentín es mirar las notificaciones del Facebook. Es un rollo.

La verdad que como Escort Puta en Madrid, al menos si me llama alguien, siento la adrenalida de imaginarme cómo será. Hay actualmente un anuncio en televisión de una agencia de contactos, que dice que imaginar una relación, puede ser tan excitante como tenerla. Para mí, hasta ahora es más, excitante la imaginación que lo que he tenido en la realidad…hasta que hace dos semanas, por estas cosas que surgen por casualidad, me propusieron en AMIGAS ESCORTS un viaje a Portugal.

Tampoco me he prodigado mucho como escort en madrid. Me apunté en un impulso cuando ví su web. Me llamó la atención el trato y amabilidad, en comparación con otras agencias del as que mejor salir corriendo; y el hecho de que no haya detrás una mafia de las que se quedan con la mitad, me hizo sentir curiosidad. Pero hasta este viaje, había rechazado casi todas las citas que me propusieron. No por nada en especial. Simplemente por indecisión. Hasta el viaje a Portugal, salí como escort en Madrid un par de noches con un chico al que su novia le acababa de dejar y quería presumir ante sus amigos de haber encontrado pronto pareja. No hubo sexo. Y tuve también dos citas seguidas con otro chico, que el pobre está estudiando unas oposiciones de esas que no se convocan nunca, no sale de casa, y pasé dos noches con él. Ahí sí tuve sexo, y fue todo bastante normal, la verdad, como cuando he estado con cualquier chico.

Actualmente no tengo trabajo estable, aunque tampoco necesidad económica. Trabajaba como auditora de cuentas en una de esas consultoras de élite hasta que hicieron un ERE y prescindieron de mí. Me dieron una buena indemnización, y con mis dos años de paro, pensé que tampoco iba a ponerme a aceptar cualquier trabajo. Decidí tomarme un año sabático, más que nada para descansar y liberarme del recuerdo del cabrón de mi anterior jefe, que no hacía más que lanzarme indirectas para quedar conmigo. Yo nunca acepté…y ya veis…ahora me meto a escort madrid… La diferencia es que al menos los hombres que llaman a Amigas Escorts son honestos…saben lo que quieren, yo sé lo que hay, y decido si me acuesto o no. Mi soberanía como persona está intacta. Con mi exjefe…sabía que el día que le rechazara me echaría. Acostarte con alguien superior a tí en el trabajo te rompe…Espero que los juzgados de lo social den buena cuenta de ello.

Fuera ya de mi trabajo, y de estas dos personas que conoci en Amigas Escorts, (y que son un encanto, por cierto) me llamaron hace un mes para proponerme un plan: acompañar a un ejecutivo a un viaje a Portugal, en compañía de otra Amiga Escort Madrid. Como no iba sola, y era algo diferente, me sedujo la idea. Pregunté más quien era la amiga que me acompañaba que otra cosa. Imaginé que el ejecutivo en cuestión, con dos chicas no iba a hacer gran cosa, y la verdad…dado que no disfruto del sexo, estar con una chica o un chico me ha dado siempre un poco igual. Me pareció algo interesante para evadirme. La amiga era Julia, “nombre artístico” de una chica top class, periodista de una cadena de TV, que solo acepta citas de este tipo, en plan viajes en su semana libre, y yo iba un poco de relleno, porque el hombre en cuestión se había encaprichado de julia al verla siempre en TV, y ella exigió que fuera otra chica más, que diera la apariencia de que Julia iba en pareja con el cliente. Mas o menos, el plan era que de día yo estaría con ellos dos, en plan amigos, pero luego me dejarían a mi bola, sobre todo ya después de cenar, cuando ellos quisieran estar en la intimidad. Me apetecía el plan. Tenía gran curiosidad por conocer quién era ella, y quien era él, y me invadía también las ganas, o el reto de ser yo mejor que ella y que el cliente me prefiriera a mí como escort. Son sentimientos que me excitan. No sé si la campaña se TV que he mencionado antes, de imaginar una relación puede ser tan excitante como tenerla. Os aseguro que para mí, en mi situación, imaginar esta cita escort, era lo más exitante que me había pasado en una buena temporada.

CAPITULO SIGUIENTE

Amigas escorts, españolas amateurs